Tradear el doble techo y el doble suelo con las Bandas de Bollinger

IndicatoriNosu septiembre 12, 2011 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

El doble suelo y el doble techo son los patrones gráficos más comunes en trading. De hecho, es tan frecuente, que por sí solo es una prueba de que la acción del precio tiene memoria y no un comportamiento totalemente aleatorio. Los gráficos de precio simplemente muestran el sentimiento de los traders y operadores del mercado y el doble suelo y el doble techo representa la vuelta a niveles extremos donde muchos participantes estarán tomando o dejando posiciones. Antes de proceder con la lectura de este artículo deberás tener claro los aspectos fundamentales del desarrollo de un doble techo o un doble suelo, para ello puedes leer los artículos dedicados a estos patrones: doble techo y doble suelo.

Si estos niveles repelen los ataques, influyen aún más confianza en los traders que han defendido el frente y, como tal, es probable que generen fuertes contraataques rentables. Vamos a ver en este artículo como intentar distinguir y detectar importantes dobles suelos y dobles techos y demostramos las bandas de bollinger pueden ayudar a establecer stop loss apropiados cuando hagamos trading con estos patrones.

Ejemplo doble techo en el par EUR/USD. efxto.com

¿Reaccionar o Anticiparse a los patrones gráficos?

Uno de las principales críticas al trading con patrones gráficos es que siempre parecen muy buenos y obvios una vez que han sucedido pero estudiarlos en tiempo real no es tan fácil, también crítica habitual de la teoría de las ondas de Elliott. El doble techo y el doble suelo no es una excepción: aparecen casi a diario, pero identificarlos y tradearlos ´no es una tarea fácil.

Ante un patrón gráfico en general, y ante un doble suelo o doble techo en particular, el trader puede anticiparse a la formación o esperar a la confirmación del patrón. Elegir cuál de las actitudes vas a tener ante un patrón gráfico depende sobre todo de tu personalidad y estilo. Los que tengan una personalidad a la que le guste más el riesgo tratarán de anticiparse a la acción del precio, mientras que los más precavidos esperarán la confirmación. Así pues podremos encontrarnos con traders “reactivos”, que esperarán la confirmación para reaccionar, y lo “anticipativos”.

Los anticipativos determinarán una zona de entrada asumiendo que el precio encontrará soporte o resistencia en la zona donde se formaría el doble suelo o el doble techo. Entrarán a muy buen precio si el patrón llega a materializarse pero estarán ante el riesgo que el patrón ni siquiera llegue a existir.

Ejemplo de doble techo con anticipación de entrada. efxto.comEjemplo de doble techo con buena operación con anticipación. efxto.com

Por su parte, los traders reactivos, que quieren ver la confirmación del patrón antes de entrar, tendrán la ventaja de saber que el patrón existe pero a cambio entrarán a precios peores y tendrán mayores pérdidas si el patrón falla.

Confirmación de doble suelo

Lo obvio no siempre es lo correcto

La mayoría de traders tienen predisposición a poner los stop loss (vea tipos de órdenes en forex) justo en el mínimo del doble suelo o justo en el máximo del doble techo. Se piensa que una vez que si se producen la ruptura de estas zonas el patrón ya no es válido y por eso se han de poner aquí. Esto, aunque es obvio y teóricamente válido, en la práctica no es tan sencillo.

Abandonar una operación muy pronto puede parecer muy prudente y lógico, pero el mercado rara vez es fácil y homogéneo. Muchos traders y comerciantes al por menor (retail trader), comercian alrededor de dobles suelos y dobles techos. Los dealers y los traders institucionales lo saben y van a aprovechar este conocimiento para sacar beneficio de la situación y obtener el beneficio del alcance de stops concentrados cerca de estas zonas justo antes de que el precio cambie de dirección.

Ejemplo de error al poner el stop loss en un doble techo

Colocar los Stop Loss correctamente en el doble techo/doble suelo

La mayoría de traders cometen el error de usar el stop loss para controlar el riesgo. Esto es totalmente erróneo. Los stops se utilizan para cortar la operación cuándo esta ya no es válida, mientras que el riesgo se controla mediante el tamaño de las posiciones (vea Introducción a la gestión monetaria). Es decir, tu estrategia de trading te tiene que decir dónde poner el stop loss, no las pérdidas que quieres asumir. Luego, la gestión monetaria te dirá cuál es el tamaño de la operación máxima según el riesgo que quieres asumir y el stop loss que has puesto. Lo más común es hoy hablar de que nunca se debe arriesgar más del 2% del capital por operación; en cuentas pequeñas esto puede suponer abrir operaciones casi ridículas. Afortunadamente en forex hay muchos dealers que permiten tamaños de lote flexibles por lo que es fácil seguir la regla del 2%.

Ahora bien, muchos insisten en utilizar stop loss muy ajustados en posiciones con alto apalancamiento. Esto sigue permitiendo respetar la regla del 2% de riesgo por operación pero no es la forma de proceder. Utilizar stop loss muy ajustados más que controlar el riesgo pueden aumentarlo. Lo que se debe hacer es determinar el punto más alejado de nuestra entrada donde se daría por fallida nuestra predicción, colocar aquí el stop loss y posteriormente calcular el tamaño de la operación para que, en caso de alcanzarse este stop loss, las pérdidas no sean más del 2% de nuestro capital.

Implementar los Stops Loss con su función real

Una técnica común para determinar dónde colocar el stop loss en el trading del doble techo y doble suelo (aunque también para otros patrones gráficos y operaciones) es utilizando las bandas de Bollinger. Las bandas de Bollinger incorporan la medida de la volatilidad en su cálculo a través de la desviación estándar, por ello, puede proyectar de forma eficaz niveles de precio donde el trader debería abandonar la operación.

El método de uso de las bandas de Bollinger para poner las órdenes stop loss en el doble suelo y doble techo es bastante simple y basta con seguir estos dos puntos:

  1. Localizar el primer máximo de un doble techo o el primer mínimo de un doble suelo y aplicar las bandas de Bollinger de cuatro veces la desviación estándar.
  2. Dibujar una línea vertical desde el primer máximo del doble techo o del primer mínimo del doble suelo hacia la banda de Bollinger. El punto de intersección será el lugar para colocar el stop loss.

A primera vista, el uso de las bandas de Bollinger con 4 veces la desviación estándar puede parecer una elección extrema pues se supone que con 2 veces la desviación estándar se cubre el 95% de las posibles situaciones según una distribución normal de un conjunto de datos. Sin embargo, todo aquel que haya operado mercados financieros sabe que la acción del precio es cualquier cosa menos normal y a menudo las reglas de la estadística clásica no funcionan. Por ello, poner unas bandas de Bollinger con 4xdesviacón estándar para determinar el stop loss no es tan descabellado. Así cubrimos más del 99% de las posibilidades y es, por tanto, un punto más que razonable para cerrar la operación si se alcanza. De hecho, en la situación actual darían unos stops no muy estrechos pero tampoco excesivamente amplios.

Uso de Bandas de Bollinger para poner stop loss en doble techoBandas de Bollinger y doble techo-doble suelo

En definitiva, las bandas de Bollinger son una herramienta excelente para determinar los puntos de stop loss cuándo se tradea el doble techo o el doble techo, pues su adaptabilidad, incorporando constantemente la volatilidad, hace que se adapte rápidamente al ritmo del mercado. El uso de esta herramienta hará las operaciones del doble techo y doble techo más efectivas.

Aprende más

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.