¿Qué límite de pérdidas poner a mis operaciones?

eFXto noviembre 27, 2014 1 Comentario
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

Una vez más, como siempre que hablo de pérdidas, he de comenzar el artículo diciendo que es completamente imposible evitar las pérdidas. Más tarde o más temprano llegan para todos. Un buen trader simplemente las acepta de forma consciente, lo que también implica aplicar unas normas sistemáticas para mantener las pérdidas controladas.

En este artículo no se va a hablar sobre la posición del stop loss, se va a centrar en el límite de pérdidas en volumen que se deberían poner a las operaciones de trading. Es decir, la cantidad de dinero máximo que se perdería si la operación sale mal. Conocer esta cantidad es fundamental para poder calcular el tamaño de la operación.

El concepto base: el límite de pérdidas como mecanismo de protección

Cada trader debería establecer, como parte de su sistema de trading, un límite de pérdidas, una cantidad de dinero máxima que puede perder en una sola operación. Es muy común establecer este límite como un porcentaje fijo del capital total, generalmente del patrimonio o del balance. La otra gran opción, aunque mucho menos utilizada, es establecer el límite de pérdidas como un porcentaje fijo del capital empleado en la operación.

Sea cuál sea el límite establecido, una vez que la operación alcanzado la operación se cerrará. Piensa en esto como un mecanismo de protección y síguelo a rajatabla. No tienes nada que pensar cuándo la pérdidas hayan llegado al límite, ya lo habías pensado antes y habías decidido que ese era tu límite aceptable, ahora cumple tu plan. Así evitarás conflictos emocionales, una de las principales fuentes de fracaso en el trading.

2% del patrimonio por operación, un límite aceptable

Hay diferentes y numerosas opiniones sobre que porcentaje de capital utilizar como límite de pérdidas por operación. Realmente numerosas. Uno de los más comunes y utilizados, y por mucho, es el 2% del patrimonio de la cuenta. Si tienes un patrimonio de 100 USD, en la siguiente operación que abras pondrás un límite de pérdidas máximo de 2 USD.

Si te fijas, del párrafo anterior se puede desprender lo siguiente: el límite de pérdidas es conocido antes incluso de que decidas cuánto, cuándo o en qué dirección vas a operar. Por supuesto, un límite inferior es completamente aceptable y puedes situarlo en cualquier valor del rango 0 – 2%.

Hay quien utiliza el balance de la cuenta en lugar del patrimonio para calcular el límite de pérdidas. Desde mi punto de vista utilizar el patrimonio tiene una importantísima ventaja. Debido a que el patrimonio refleja los beneficios y pérdidas de las operaciones abiertas, nos permite que el límite de pérdidas se vaya adaptando al volumen de nuestro patrimonio en cada momento (diferencia balance y patrimonio). Así, si las operaciones que tenemos abiertas suman pérdidas de forma global, el patrimonio será menor que el balance y el límite de pérdidas se hará menor. Por el contrario, si las operaciones abiertas suman beneficios globales, el patrimonio es mayor que el balance y nos permite poner un límite de pérdidas mayor.

En ambas situaciones, si calculas el 2% respecto al balance no estás reflejando de forma realista la situación en la que está tu cuenta. Si tienes ganancias netas en un momento dado y sigues utilizando el balance para calcular el límite de pérdidas, no supondrá mucho estrés, en realidad estás disminuyendo el límite del 2%. Pero si en ese momento tienen pérdidas netas y sigues utilizando el balance, en realidad estás asumiendo un riesgo mayor al 2%.

Aunque el límite del 2% es el más utilizado y, desde mi punto de vista, es muy aceptable, hay opiniones para todos los gustos. Hay quién piensa que este límite es demasiado pequeño y que deja la puerta cerrada a operaciones de alto volumen en relación al capital limitando la capacidad de ganancia a corto plazo. Hay para quién el 2% es demasiado alto y prefiere un riesgo máximo del 0.5%. Por lo general, los que piensan que es demasiado pequeño, suelen los traders con cuentas de baja capitalización que quieren abrir operaciones grandes, lo que no les permitiría el límite del 2%, y los que piensan que es demasiado alto suelen ser traders conservadores en su aversión al riesgo y que suelen manejar grandes portafolios.

Límite del 6% mensual

Has puesto un límite de pérdidas del 2% de tu patrimonio para cada operación. ¿Y ya está? ¿Imaginas si pierdes un 2% del valor de tu cuenta durante 10 días consecutivos? El valor de la cuenta disminuiría un catastrófico 20% en poco tiempo. Además de limitar las pérdidas por operación, también se deberían limitar las pérdidas mensuales hasta un techo aceptable que te sea cómodo. Uno de los límites mensuales más utilizados es el 6% en combinación con el 2% por operación.

En este caso hay mucha más variedad de opiniones. Hay muchos traders que no tienen límite de pérdidas mensuales y hay quienes ponen este límite para periodos de tiempo superiores e inferiores. Para mí el período mensual está en un punto intermedio aceptable.

Este límite funciona del siguiente modo. El último día de cada mes se toma nota del patrimonio. Durante el mes siguiente esta será nuestra referencia. Al final de cada día se calcula el patrimonio y tan pronto como caiga por debajo del 6% respecto al valor de referencia deberíamos dejar de operar ese mes. Dedica el resto del mes a observar y analizar el mercado.

Al igual que la regla del 2%, la regla del 6% permite aumentar o disminuir el límite de pérdidas en función de los resultados que se van obteniendo. Si en un mes has obtenido ganancias, el mes siguiente podrás tener operaciones más grandes, con más volumen, pues el límite de pérdidas será mayor. Por el contrario, si un mes terminas con pérdidas al mes siguiente el límite de pérdidas será menor y también el volumen de las operaciones. En definitiva, son reglas que permiten escalabilidad extendiendo los beneficios sin aumentar el riesgo asumido.

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.