Home > Noticias > Venta en corto del USD: hasta el momento, una tendencia de 2020

Venta en corto del USD: hasta el momento, una tendencia de 2020

30 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

La venta en corto del USD ha sido el tema principal en los mercados financieros desde que la pandemia alcanzó al mundo occidental. Después de que la Fed en los Estados unidos abriera líneas de intercambio (swap lines) con los bancos más importantes del mundo desarrollado, el dólar estadounidense ha estado bajando de forma lenta pero constante.

Además, el auge de la venta tuvo lugar durante los meses de verano cuando nadie estaba prestando atención. El par EUR/USD, el par de divisas con más liquidez, alcanzó 1.20 en julio, tan solo tres meses después de que se negociase próximo a 1.07.

¿Es probable que la tendencia del USD a posicionarse en corto continúe hasta finales de años?

Fuerte posicionamiento en corto del USD

Con las elecciones en Estados Unidos ya muy próximas, continúa el posicionamiento en corto del USD. Según un informe de Bloomberg, las posiciones netas de futuros no comerciales de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés) muestran un fuerte posicionamiento en corto del USD. De hecho, los especuladores llevan casi tres años vendiendo el dólar en corto.

En parte, esto se debe, sin duda, a que la Fed ha cambiado su mandato hacia un objetivo de inflación promedio. Si llega la inflación, el USD debería ser el primero en reflejar una caída general de los precios.

Sin embargo, cuando el posicionamiento es tan fuerte, aumentan las posibilidades de que ocurra un squeeze en dirección contraria, aunque solo sea de forma temporal. ¿Podría ser este el caso para lo que queda de año?

El informe de Bloomberg solo muestra las posiciones de futuros no comerciales. Pero si se consideran todos los futuros, los operadores han vendido otros 2500 millones de dólares en lo que supone la mayor posición en corto del dólar en nueve años.

Significa que los inversores han utilizado la reciente fortaleza del USD para aumentar sus ganancias con su gestión del dólar en posiciones cortas. Por ejemplo, el par EUR/USD ha pasado de 1.20 a 1.16; el par GBP/USD, de 1.35 a 1.28, y el par AUD/USD, de 0.74 a 0.70. Se puede ver de forma clara el posicionamiento, ya que los tres pares han rebotado desde los últimos mínimos, lo que refleja el acortamiento del USD que había tenido lugar.

Sin embargo, realizar operaciones financieras no es tan fácil. Si el USD no alcanza un nuevo mínimo (pista: atención al índice del USD), existe el riesgo de que la subida del dólar estadounidense continúe. Si ese es el caso, muchos operadores aprenderán una costosa lección sobre el dinero y la gestión del riesgo, una lección que tiene su base en la codicia.

El comodín para los próximos meses son las elecciones en los Estados Unidos. Un cambio en la Casa Blanca puede llevar a grandes cambios en la exposición al USD por parte de inversores a largo plazo. Si eso ocurre, los especuladores sobreapalancados tendrán dificultades para convertir las posiciones cortas del USD en dólares que vayan a parar a sus libros contables y cualquier short squeeze (movimientos en un rango muy estrecho de precio que acaba con un movimiento explosivo) acelerará un movimiento en la dirección opuesta.