Home > Noticias > Un largo camino de recuperación para las economías europeas afectadas por la COVID-19

Un largo camino de recuperación para las economías europeas afectadas por la COVID-19

Hace ya casi un año, la COVID-19 bloqueó prácticamente toda la economía mundial. Los primeros países en cerrarse a cal y canto fueron los europeos. Aquellos que miran a marzo-abril del año pasado recuerdan que mientras los italianos o los españoles estaban completamente cerrados económicamente, los Estados Unidos seguían el día a día como si prácticamente nada estuviera pasando.

Como resultado, el virus se transmitió lentamente durante la época de más calor, mientras que aceleró su expansión cuando las temperaturas empezaron a bajar. Las naciones europeas recuperaron parcialmente el terreno perdido, pero solo con la ayuda de los gobiernos y la Comisión Europea. En otras palabras, sobrevivieron recibiendo dinero prestado o impreso, de nueva cuña.

Aunque era obligado hacerlo, el tiempo ha pasado y un año después del inicio de la pandemia se ven las consecuencias. Para muchas economías europeas, aunque el virus desaparezca mañana mismo, alcanzar los niveles anteriores a la crisis llevará años.

Se avecinan años de inestabilidad económica

Echemos un vistazo a la economía española. El sector del turismo es clave. Las famosas tapas y cafés, los bares españoles, son la atracción y envidia de muchas naciones vecinas.

Durante los primeros nueve meses del año pasado, el gasto turístico internacional en España cayó la friolera de 73 000 millones de dólares en comparación con el mismo periodo de 2019. Como el nuevo año ha comenzado con más cierres, se espera que lo mismo, o algo peor, suceda en 2021.

Digamos, para hacer cálculos, que en 2021 España pierde otros 73 mil millones de dólares de potenciales ingresos del sector turístico. En total, hablamos de unos 150 000 millones de dólares. Pero este es solo un sector y solo representa el dinero no gastado por los visitantes. Si estos no llegan, los locales llevan a cabo despidos o simplemente cierran. Un círculo vicioso que va más allá de los 150 000 millones de dólares iniciales y que provoca catástrofes sin precedentes.

Ahora centrémonos en Francia. París es la ciudad más visitada del mundo. Solo la Torre Eiffel genera grandes cantidades de dinero, pues cada año recibe millones de turistas. Uno puede imaginar lo vacío que ha estado el lugar durante la crisis sanitaria.

A medida que se despliegan las vacunas y las primeras dosis se inyectan, Europa parece ver luz al final del túnel en algún momento de la segunda mitad del año. A juzgar por la lentitud del proceso, probablemente sea hacia final del año cuando todos los que quieren ser vacunados puedan estarlo.

Pero, ¿volverán los turistas a viajar como antes de la pandemia? No es probable. La precaución será la tónica predominante durante los años venideros y a la espera de que el mundo entero aprenda a sobreponerse al virus en su totalidad.

Tener una perspectiva objetiva es saludable para una buena planificación. Puede que hayamos encontrado la solución para detener el virus, pero estamos lejos de encontrar una solución para crear empleos y alcanzar nuevamente el crecimiento económico perdido durante esta crisis sanitaria.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, así como también, proporcionar funciones en las redes sociales y ofrecerle una mejor experiencia al usuario. La aceptación del uso de cookies se dará por la continuación de la navegación por el sitio web o al hacer clic en el botón "Aceptar, gracias"