Home > Noticias > Un cambio notable en el tono de las negociaciones del Brexit

Un cambio notable en el tono de las negociaciones del Brexit

9 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Durante el fin de semana, cuando todo el mundo estaba pendiente del resultado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, el Reino Unido dio muestras de un cambio de tono en relación con un posible acuerdo para el Brexit. Coincidencia o no, lo cierto es que esas señales de cambio llegan al mismo tiempo que los Estados Unidos se preparan para un traspaso de poder.

Hay mucho en juego para el Reino Unido ahora que los Estados Unidos tienen un nuevo líder. De repente, la relación entre la Unión Europea y los Estados Unidos vuelve por sus fueros. El Reino Unido, al amenazar con desafiar la ley internacional para conseguir que el Brexit llegase a su fin, atrajo numerosas críticas que han despertado las alarmas del nuevo presidente de los Estados Unidos.

Ante esto, no resulta sorprendente el cambio de tono del primer ministro Johnson. Ha expresado su deseo de alcanzar un acuerdo comercial y, con la nueva administración en Washington, hay bastantes posibilidades de que lo veamos más pronto que tarde.

Es más que probable que la nueva administración en los Estados Unidos culpe al Reino Unido en el caso de cualquier intento de incumplir la ley internacional. Por lo tanto, el mensaje que Johnson envió durante el fin de semana alimenta la esperanza de que se alcance un acuerdo.

La GBP y el Brexit

Desde el referéndum para el Brexit, la libra esterlina se ha venido negociando sin una dirección clara. Ha caído frente al USD desde 1.50 a 1.15, pero otras monedas también han caído frente al dólar estadounidense durante los últimos cuatro años. Por ejemplo, el euro cayó desde 1.25 a 1.07 antes de repuntar en 2020 cuando la Fed mejoró la liquidez del USD.

La mejor forma de interpretar el Brexit y el posible acuerdo comercial es observar el tipo de cambio del par EUR/GBP. Incapaz de moverse desde el nivel de 0.90, sencillamente reacciona a cada noticia relacionada con las negociaciones del Brexit.

Por regla general, un acuerdo comercial impulsaría la GBP y haría bajar el par EUR/GBP. Hasta ahora, por lo menos, cualquier noticia positiva al respecto ha hecho subir a la GBP mientras que cualquier posibilidad de que no se llegase a un acuerdo la hacía bajar. Si, al final, hay un acuerdo, el par EUR/GBP todavía tiene espacio para bajar aún más, mucho más del que tiene para subir en caso de que no se llegase a un acuerdo.

Otra perspectiva interesante la encontramos en la política monetaria. El Banco de Inglaterra ya ha llevado a cabo una mayor flexibilización al aumentar el programa de flexibilización cuantitativa. Aun así, el movimiento no ha afectado a la GBP. Sin embargo, el BCE está próximo a tomar medidas y, si actúa a lo grande, el par EUR/GBP rompería definitivamente el nivel de los 0.90.