Home > Noticias > Turquía tratará de recuperarse del problema económico con el encargado Berat Albayrak

Turquía tratará de recuperarse del problema económico con el encargado Berat Albayrak

15 agosto, 2018 By Elvis Cárdenas

Por más de 10 años y ahora el segundo individuo más intenso en Turquía, el ascenso de Berat Albayrak ha resultado ser un destacado entre los temas más confiables y cuestionables en la historia en curso de la nación. El representante de 40 años de edad, que deben hacer frente a los especuladores a distancia sobre la emergencia liras el jueves, debe su negocio a su padre en la ley, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que le ha permitido largo alcance poderes en la vida turca, especialmente en el los últimos cinco años.

El firme suponer que Erdogan ha establecido en el cónyuge de su niña, Esra, terminó con su arreglo como Ministro de Hacienda en junio, una parte que ha dejado Albayrak como supervisor de una verdadera emergencia nacional. A medida que el efectivo de Turquía se adentra en los oscuros y mundialmente aprensivos mercados de divisas consideran si la nación puede sacar su economía del límite, los dos tienen un peso que muchos confían que no pueden soportar.

Albayrak se ha apropiado en gran medida de su suegro, quien parece haber examinado cómo su nuevo adversario, Donald Trump, intenta dirigir el espectáculo. Albayrak es para Erdoğan lo que Jared Kushner es para Trump; el título de los primeros números no es tanto como su cercanía al punto focal de la intensidad de Turquía, y lo mismo puede decirse de Kushner.

Un verdadero consejo ilustre

Los dos presidentes se consideran hombres sólidos cuya confianza es mejor para la familia. Erdogan, similar a Trump, ha puesto su herencia en su hijo en la ley. Desde hace un año de elección que dio Erdogan expansiva fuerzas oficiales, y un triunfo por nombramiento en junio que le dio un comando para actualizar ellos, él y Albayrak han resultado ser mucho más innovador.

La pareja trata de manera viable con la nación. El parlamento turco sella la confirmación del presidente y sus ministros lo completan como un verdadero consejo ilustre. Los medios turcos han sido domesticados y su cuerpo político sofocado.

Llegar limpio para el control transmite los peligros en desarrollo en la Turquía de Erdoğan. Desde hace bastante tiempo, Albayrak comparte el odio de Erdoğan por la contradicción y la duda hacia el oeste. Sus socios dicen que ha propuesto situar la economía de Turquía lejos de los EE.UU. además, Europa y hacia Asia y las economías en desarrollo.

Una persona designada

Albayrak terminó un postgrado en fondos en la Universidad Pace en Nueva York, antes de terminar un doctorado en Turquía. En 2006, dos años después de su matrimonio, fue delegado jefe oficial de la combinación de vitalidad y medios de comunicación Çalık, una parte que abrió asociaciones en toda el área. En 2015, Albayrak fue delegado Ministro de Energía, ese año se convirtió en una persona designada.

Poco después, comenzó a consolidar el poder político, pasando de ser uno de los agentes más persuasivos de la nación a una figura en el núcleo de la base de poder, e inequívocamente a su suegro. Demostró una vena despiadada, eliminando aparentes adversarios dentro del partido que administraba el AKP, por ejemplo, el entonces Primer Ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, y cualquier individuo que se considere a sí mismo como alguien fuera de lugar para Erdoğan.

En los años siguientes, Albayrak avanzó hacia el temor y la imposición, actuando como el agente de Erdoğan, mientras tanto, reunía poderes que lo hacían relativamente intocable, siempre y cuando el actual pionero de Turquía mantuviera el control. La relación de la pareja se ha desarrollado en orden tan cerrada que la seguridad de Erdoğan ha sido representada por las personas que conocen el flujo de la pareja como relativamente ilimitada.

La burbuja crediticia de Turquía

Antes de la emergencia financiera, cuya escala acababa de desarrollarse hace una semana, no había nada en el horizonte político que lo demostrara. En la actualidad, con la medida de la burbuja crediticia de Turquía y la impotencia de su enfoque profundamente centrado en el desarrollo como parte de una obligación externa innegablemente costosa, Albayrak se enfrenta a una prueba sin igual.

Por el momento, Erdoğan se mantiene resistente, negándose a reconocer la grandeza de un problema que ha asustado a los mercados provinciales y a los analistas financieros residenciales y remotos.

Por lo general, todas las cuentas de Albayrak se centran en el Erdoğan a un bajo costo de las tasas de interés como un plan de salida, y comparativamente asegurado mirando a los Estados Unidos. Su fortuna está característicamente unida a su jefe, no tiene espacio para seguir un curso alternativo. Los dos hombres repararán el barco o se hundirán con él.