Home > Noticias > Todavía hay margen para más volatilidad en el mercado de valores

Todavía hay margen para más volatilidad en el mercado de valores

25 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

2020 ha traído gran cantidad de cosas nuevas al mundo de la inversión, entre ellas una pandemia a la que hay que enfrentarse. Y con ella, uno de los mercados de valores más volátiles de la historia.

Durante la mayor parte de los años anteriores, el mercado de valores estuvo operando en márgenes estrechos. Una combinación habitual de mercados que avanzaban y un VIX (Índice de Volatilidad) que pedía pequeños movimientos durante sus niveles de depresión.

Sin embargo, 2020 destaca entre los demás. Cuando se compara con otros años volátiles (por ejemplo, 2009, año de la gran crisis financiera y 2010, que siguió a la burbuja tecnológica), 2020 lleva camino de ser el octavo año más volátil de la historia. No obstante, el acontecimiento principal, si se excluye la pandemia, está por llegar: las elecciones en los EE.UU. De ahí que todavía haya margen para que se produzca un incremento de la volatilidad en 2020 durante los últimos meses que aún restan.

El VIX y el comportamiento del mercado de valores

2020 también ha traído la caída más rápida de la historia hacia un mercado bajista. Cuando los índices bursátiles más importantes (como el Dow Jones, el S&P500 y el Nasdaq 100) caen más de un 20 % desde sus últimos máximos, se dice que comienza un mercado bajista.

Bien, este año, hemos sido testigos de una caída semejante. Pero lo que siguió ha sido aún más interesante. El repunte del mercado fue tan fuerte que ha marcado el período bajista más corto de la historia.

En concreto, el repunte desde mínimos superó rápidamente el 20 %, por lo que se volvió a un mercado alcista en muy poco tiempo. Así pues, 2020 ha supuesto la caída más rápida a un mercado bajista de todos los tiempos, un mercado bajista que resultó ser el más corto de la historia.

En términos de mercado, esa situación hace referencia a la volatilidad. Más exactamente, a altos niveles de volatilidad.

La razón por la que aumenta la volatilidad es la incertidumbre. Esta lleva a la gente (por ejemplo, los inversores) a hacer todo tipo de apuestas en función de las distintas reacciones del mercado. Algunos entran en pánico con facilidad y no pueden soportar una corrección del mercado de más del 10 % cuando su cartera muestra una ganancia del 30 %. Así que venden, pero olvidan que, después de pagar los impuestos sobre las ganancias de capital, les queda poco o nada, lo que hace que no puedan volver a invertir a largo plazo.

Otros operadores son especuladores. Compran y venden aquí y allí por medio de estrategias complejas de derivados como los futuros y otras opciones para cubrirse frente a los varios resultados del mercado.

Hasta el momento, en 2020, estamos teniendo oscilaciones diarias en el Dow Jones de más de mil pips. Se han convertido en una norma, especialmente en un mercado en declive. Como regla general, la volatilidad aumenta cuando el mercado cae, ya que la gente entra en pánico más fácilmente que en un mercado al alza. Por lo tanto, el VIX tiende a caer en un mercado ascendente y a subir en uno descendente.

Como hemos dicho, 2020 es el octavo año más volátil de la historia. Si volvemos la vista atrás, vemos algunos acontecimientos terribles que hay que tener en cuenta cuando se compara la volatilidad. Pero ningún año junta una pandemia con las elecciones en los Estados Unidos, sobre todo cuando uno de los candidatos es el impredecible Donald Trump.

Operadores, abróchense los cinturones de seguridad. 2020 está lejos de haber acabado.