Home > Noticias > Tesla cotiza un poco por debajo de los 2000 $: ¿Y ahora qué?

Tesla cotiza un poco por debajo de los 2000 $: ¿Y ahora qué?

19 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Una de las empresas estrella del año, Tesla, continúa su subida con poco o ningún retroceso. Nada parece detener el optimismo de los inversores, ni la pandemia ni el anuncio del desdoblamiento de las acciones.

El precio de la acción de la empresa se negocia a 1900 $, solo un poco por debajo de la mágica cifra de los 2000 $. En su ascenso, la subida ha transformado al carismático Elon Musk en una de las personas más ricas del planeta. ¿Por qué es tan alto el interés en Tesla y cómo pueden los inversores justificar los valores tan elevados alcanzados por la empresa?

Los valores subyacentes en Tesla

Independientemente de cómo se vean los estados financieros y se analice la empresa, Tesla está sobrevalorada en todos los aspectos. Se desvía de la media del sector en varias métricas, lo que refleja el desfase entre la empresa líder y las que la siguen.

Por ejemplo, al precio actual del mercado, Tesla cotiza a una ratio de 205 P/E, mientras la media del sector está en 21.25. Incluso, la relación de flujo precio-caja, en un período de doce meses, es de 130.01 en comparación con el 10.97 del sector.

Estas cifras revelan cuánto interés hay detrás de la compañía. No hay manera de justificar una inversión a semejantes valores si se usa el análisis tradicional de los estados financieros.

Sin embargo, hay algo que atrae a la gente hacia Tesla. He aquí algunas razones:

En primer lugar, el dinero. De repente, la gente tiene dinero en sus manos, ya que el Congreso de los Estados Unidos ha proporcionado un importante estímulo fiscal. Esta es también una de las razones por las que el USD ha caído significativamente desde el inicio de la crisis financiera.

En segundo lugar, la inversión fraccional compartida. Los operadores minoristas con dinero han abierto cuentas comerciales en casas de corretaje que permiten la propiedad fraccional. Dicho de otro modo, se puede comprar solo una fracción de una acción de Tesla. En algunos casos, bastan 5 dólares para hacer una inversión. Si esto lo multiplicamos por los millones de nuevas cuentas comerciales que se han abierto durante la pandemia, la subida de los precios en el mercado de valores ya no parece tan extraña.

En tercer lugar, la posible inclusión en el S&P500. Al precio actual del mercado, Tesla está valorada en 342 mil millones de dólares, lo que la convierte en la décima compañía más grande por capitalización de mercado. Ha pasado por delante a Procter&Gamble o a Mastercard y apunta hacia otras empresas como Apple, Amazon, Walmart o Johnson&Johnson.

Lo interesante de esta situación es que es solo la segunda vez que una empresa alcanza el grupo de las diez primeras en capitalización de mercado sin ser parte del S&P500. La otra vez que ocurrió esto fue cuando Berkshire Hathaway, el vehículo de inversión de Buffett, logró un rendimiento similar. Se incluyó en el índice en 2010.

Si Tesla se añade al índice, los gestores pasivos cambiarán sus carteras para reflejar la nueva composición. Algunos ya se han preparado para el inminente anuncio mientras que otros prefieren esperar para no desviarse demasiado del índice.

Independientemente de las razones (un dólar más bajo, dinero barato asequible a las masas, inversión fraccionada o la posible inclusión en el índice S&P500), Tesla sigue siendo la favorita de los inversores. A menos que esa percepción cambie, hay que esperar que su precio en el mercado de valores siga subiendo.