Home > Noticias > Tan pronto como vino, se fue: Cómo ha perdido impulso la plata

Tan pronto como vino, se fue: Cómo ha perdido impulso la plata

28 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

El precio de la plata está siendo uno de los protagonistas del 2020 en términos de volatilidad. Creció por encima del 300 % en los meses que siguieron al pánico de marzo solo para devolver recientemente más de la mitad de sus ganancias.

La plata es un metal precioso conocido por su mayor volatilidad en comparación con el oro. Por esta razón, muchos inversores prefieren operar con plata antes que hacerlo con oro, sobre todo si la estrategia comercial se basa en el scalping (una forma de operar a muy corto plazo) o en el swing trading (comprar o vender muy cerca del final de la oscilación en los precios).

A lo largo de la historia, muchos han intentado acaparar el mercado de la plata. Debido a la oferta relativamente limitada y a los cambios en los usos industriales, el precio de la plata ha variado y, muchas veces, ha reaccionado de forma diferente a lo que el oro sugería. Por este motivo, las desviaciones en las ratios oro/plata con respecto al promedio no son algo infrecuente.

El USD sigue siendo el refugio seguro

Cuando el oro alcanzó un nuevo máximo histórico en 2020, el USD se vendió en todos los tableros. La plata se triplicó en menos de tres meses mientras el precio del oro se alzaba por encima de los 2060 $.

La fuerte demanda de la comunidad inversora tanto de productos de oro como de plata llevó a la subida. Como los inversores temían la inflación, diversificaron sus carteras mediante la incorporación de materias primas como una forma de cobertura frente a ella.

Esa es la reacción normal en tiempos de crisis. Sin embargo, lo que ha sucedido realmente socava los temores de inflación y cuestiona el papel del oro y de la plata como forma de protegerse contra la inflación.

La plata, como el oro, se ha corregido a partir de los valores máximos. Sin embargo, si se suponía que la plata era un depósito de valor, el reciente movimiento al alza del dólar estadounidense no debería haber tenido mucho impacto en su precio. Pero lo ha tenido.

Esto muestra, una vez más, que el USD sigue siendo de hecho la moneda refugio. Es más, continúa siendo la única moneda de reserva que hay que tener en cuenta.

Durante la depreciación del USD a lo largo del verano, muchas voces argumentaron que el USD estaba perdiendo su estatus de moneda de reserva mundial. Principalmente, los países extranjeros, que temían por el hecho de que el USD perdiera su valor tan rápido. Eso no ocurrió, y no es probable que ocurra pronto por una sencilla razón: no hay un candidato adecuado para ocupar esa posición.

Volviendo a la plata, ahora se negocia alrededor de los 22 $ después de haber alcanzado la puerta de los 30 $ a principios de agosto. Ha formado un triángulo invertido antes de moverse hacia abajo. Todas las miradas están ahora en el nivel de los 20 $. Si el USD sube de nuevo, hay que esperar que la plata sea uno de los mercados que más caiga si tenemos en cuenta que ha experimentado la mayor subida a principios de año.

Tags: