Home > Noticias > ¿Subirá la Fed los tipos de interés antes de lo previsto?

¿Subirá la Fed los tipos de interés antes de lo previsto?

La Fed estadounidense parece hallarse en una encrucijada que va a exigirle un enorme esfuerzo comunicativo para con el mercado si quiere hacerse entender. Durante la pandemia, la Fed acudió al rescate: flexibilizó las condiciones monetarias y también instó al Congreso a aplicar estímulos fiscales.

Se escuchó a la institución y las acciones de la Fed paliaron la desesperada necesidad de dólares que se vio en la primavera de 2020. Pero ahora estamos en marzo de 2021 y la Fed se encuentra en una situación compleja.

Por un lado, con cada caída de la bolsa, los participantes del mercado esperan que la Fed intervenga. Sin embargo, el mercado de valores sigue estando cerca de los máximos históricos y es poco probable que la Fed siga interviniendo verbalmente, sobre todo porque la flexibilización aún no se ha abandonado (es más, está a punto de aumentar).

Por otro lado, el mercado empieza a valorar una recuperación económica más fuerte de lo esperada en un principio. Dicha recuperación debería traer consigo un endurecimiento por parte de la Fed, y el mercado ya da a entender que veremos una primera subida de los tipos de interés en 2022. Más concretamente, el mercado cree que hay más de un 80 % de probabilidades de una subida en 25 puntos básicos durante 2022.

Los mercados a futuro presionan a la Fed

Siguiendo la estela del párrafo anterior, el mismo mercado cree que habrá otras dos subidas de los tipos de interés en 2023 y para finales de 2025. Un endurecimiento de las condiciones monetarias en unos 125 puntos básicos. Esto se traduce en que el tipo de interés de los fondos federales pasará de casi cero en la actualidad al 1,25% dentro de tres años.

El problema deriva de las actuales condiciones. Los mercados tienden a tener una actitud prospectiva y el precio de los activos en el presente se basa en esa filosofía. Por eso, las condiciones monetarias actuales parecen inadecuadas y a la Fed le costará explicar el motivo.

Por ejemplo, la flexibilización fiscal continuará. Los meses venideros traerán nuevos estímulos fiscales, ya que está a punto de inundar la economía una ayuda de esta naturaleza por valor de 1.9 billones de dólares. Se trata de una flexibilización, pero, al mismo tiempo, un movimiento que alimentará aún más la recuperación económica y, a su vez, creará más puestos de trabajo.

Más flexibilización se espera por parte del Tesoro de Estados Unidos, obligado a deshacer su cuenta general en la Fed en los próximos meses. Por último, la Fed traerá también aún más flexibilización, ya que sigue comprando a un ritmo de 120 000 millones de dólares al mes.

Sin embargo, los operadores e inversores deben entender que estas acciones reflejan las condiciones actuales y que todas ellas se dan ya por hecho.

Por lo tanto, el aumento de los rendimientos a largo plazo es lo que realmente importa. Todo apunta a una fuerte recuperación económica y mayores estímulos no la frenarán, sino que la alimentarán.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.