Home > Noticias > Señales alentadoras de un acuerdo para el Brexit

Señales alentadoras de un acuerdo para el Brexit

14 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

La pandemia del coronavirus ha apartado la atención de uno de los eventos geopolíticos más importantes en décadas: el divorcio del Brexit. El Reino Unido y la Unión Europea tienen todavía muchas cosas sobre las que ponerse de acuerdo, con diciembre de 2020 como fecha límite que está cada día más y más cerca.

Por la forma en que la libra esterlina se ha estado moviendo, está claro el nivel de incertidumbre en el mercado. Por ejemplo, 1.30 en el par GBP/USD, 1.20 en el par GBP/CHF o 0.9 en el par EUR/GBP son cifras redondas en las que la GBP se mueve desde hace ya algún tiempo.

Ayer, el negociador jefe del Reino Unido para el Brexit cogió a los mercados por sorpresa. Insinuó que las conversaciones en curso van bien y que se puede alcanzar un acuerdo tan pronto como en septiembre. De repente, la GBP comenzó a operarse en un tono alcista, un tono que se desvaneció poco después. ¿Por qué?

El acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido se basa en el marco del acuerdo Unión Europea–Canadá

La idea que flotaba en el ambiente ayer es que el nuevo acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido debería basarse en el Tratado de Libre Comercio (FTA, por sus siglas en inglés) entre la Unión Europea y Canadá que está en vigor. El primer ministro, Boris Johnson, también ha compartido el optimismo por un posible acuerdo. Tocó el tema durante una reciente visita a Irlanda y dijo que el Reino Unido garantizará que nada ponga en peligro la integridad del mercado único de la Unión Europea.

Como siempre, cuando hay voluntad, se encuentra un camino. Es probable que los mercados vigilen de cerca los acontecimientos, pero al final esto es solo una negociación que probablemente acabará encontrando un punto en común.

Ambas partes están interesadas en llegar a un acuerdo. El principal socio comercial del Reino Unido sigue siendo Europa. Y Europa, sin el Reino Unido, está incompleta. No se pueden separar por la sencilla razón de que ahora comparten una frontera común.

El tiempo nos dirá si la decisión del Brexit fue acertada o no. En este momento, ya no importa: el asunto se ha debatido durante tanto tiempo que la gente ha perdido interés en él. ¡Terminemos con esto y sigamos adelante!

En cuanto a por qué las negociaciones están llevando tanto tiempo, hay que imaginarse la complejidad legal de un divorcio semejante. Los debates sobre leyes, tribunales, aguas de pesca y, en fin, la influencia y el dinero son algo difícil de poner en un papel.

Una vez que se llegue a un acuerdo, conoceremos la verdadera reacción de la libra esterlina.