Home > Noticias > Semana crucial para el euro

Semana crucial para el euro

3 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Con muchos operadores e inversores preparándose para las vacaciones, el euro entra en una de sus semanas más importantes desde su aparición en el sistema económico mundial. El presidente del Bundesbank, Jens Weidman, debe responder a la decisión del tribunal constitucional alemán de declarar como ilegales algunas compras de activos por parte del BCE.

El APP o Programa de Compra de Activos que comenzó en 2015 es el epicentro de los recientes problemas del euro. Aunque el tribunal de Karlsruhe no encontró violación alguna de la financiación monetaria, sí cree que el Tribunal de Justicia Europeo ha sobrepasado los límites de su autoridad al establecer la proporcionalidad del programa APP.

5 de Agosto: fecha límite para Karlsruhe

Como resultado, dentro de dos días, finaliza el plazo de Karlsruhe para obtener una respuesta por parte del Bundesbank. Si el BCE no ha respetado la proporcionalidad, entonces la participación del Bundesbank en el programa APP se declarará ilegal.

Puede parecer de poco interés para el lector medio, pero la legalidad o no de las compras del APP es un elemento suficiente para poner en jaque a todo el sistema financiero. El euro acaba de entrar en una de las semanas más importantes de su historia, lo que ha provocado que los inversores se muestren cautelosos e incluso hayan vendido parte de sus activos en esta divisa.

La gran incógnita es saber cómo va a reaccionar el Bundesbank dentro de dos días. Entre bambalinas, seguramente se estén dando intensas discusiones sobre la mejor forma de proceder. Sin embargo, puede que no se sepa más, ya que el Bundesbank puede decidir no responder en modo alguno al fallo del tribunal alemán.

Sin embargo, en caso contrario, de responder al factor de la proporcionalidad, el riesgo de que el euro caiga de manera descontrolada está ahí. Hasta ahora, el presidente del Bundesbank no ha hecho declaración alguna sobre el tema. También es poco probable que los medios financieros no presionen para que se dé la respuesta esperada.

El euro está disfrutando de una de sus mejores etapas desde la pandemia del coronavirus. La confianza en el proyecto ligado a la moneda común ha crecido sustancialmente a niveles nunca antes visto, todo ello, en gran medida, gracias al acuerdo tomado por la UE hace un par de días respecto a la emisión de deuda común. Una respuesta firme y unidad a la crisis sanitaria ha generado una reacción sin precedentes por parte de la comunidad inversora.

Pese a ello, todavía hay peligros para la divisa de la zona euro. El fallo del tribunal alemán a principios de este año está ahí para recordar a todo el mundo los defectos legales que todavía afectan al proyecto común europeo. Es evidente que hay una voluntad clara de arreglar esos problemas, pero, normalmente, lleva mucho tiempo hacerlo, algo que puede resultar un lastre, sobre todo en momentos de recesión económica.

Preparémonos para un 5 de agosto que puede ser de infarto, ya que el euro puede saltar por los aires.