Home > Noticias > Se publica el World Oil Outlook 2020

Se publica el World Oil Outlook 2020

9 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Uno de los informes sobre energía más esperados en el mundo es el World Oil Outlook (WOO, por sus siglas en inglés) que publica la OPEP (la Organización de Países Exportadores de Petróleo): una publicación anual que ofrece una panorámica de los mercados de energía.

Puesto que el petróleo ocupa la mayor parte del conjunto de la energía mundial, los operadores del petróleo y los buscadores de inversiones alternativas le dan un gran valor a este informe. La Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) publica un informe similar, el World Energy Outlook que compite con el World Oil Outlook de la OPEP.

Novedades en el WOO 2020 de la OPEP

Este informe está lleno de tendencias para los próximos años e, incluso, para las próximas décadas. Este año es particularmente importante, porque 2020 pasará a la historia por dos motivos: uno, el año en que la pandemia afectó a las economías de todo el mundo, y dos, la entrada en territorio negativo de los futuros de petróleo por primera vez en la historia.

Una de las primeras cosas que el informe afirma desde el principio es que el crudo seguirá ocupando la mayor parte en el conjunto energético hasta el año 2045. Asimismo, a pesar de la tremenda caída de la demanda en 2020, el mercado de energía primaria seguirá creciendo en los próximos veinticinco años.

Una idea interesante es que el informe establece las tendencias de consumo en base a dos pilares. Uno es el crecimiento económico global. La OPEP cree que la economía mundial crecerá más del doble para 2045. El otro es la demografía: se espera que la población mundial alcance casi los 10 mil millones de personas por esa misma fecha.

En cuanto al consumo de petróleo, el transporte por carretera seguirá siendo la principal fuente de consumo seguido de la industria petroquímica. Ahí es dónde ve la OPEP el mayor crecimiento en las próximas dos décadas y media. También, es probable que la llegada de los vehículos eléctricos y de hidrógeno afecte a la demanda de petróleo, especialmente en la segunda mitad del período previsto.

La zona de Asia y el Pacífico es el área en la que se llevará a cabo la mayor parte de las importaciones de crudo. De alguna manera, es normal si consideramos que la población crecerá mayoritariamente en las próximas décadas en esa región. Así pues, se espera que la capacidad de destilación crezca en la región así como en Oriente Medio.

El informe señala los desafíos y las oportunidades en el mercado del petróleo para las próximas dos décadas. También considera el impacto que la COVID-19 ha tenido en la industria y en la economía mundial en general.

Por todo lo dicho, para cualquiera que esté interesado en cómo ve la OPEP el mercado del petróleo a veinte años vista, con los efectos de la pandemia incluidos, este es un informe de obligada lectura.