Home > Noticias > Se prevé una fuerte contracción del GDPNow en el futuro inmediato

Se prevé una fuerte contracción del GDPNow en el futuro inmediato

3 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Una estimación actual del crecimiento real del PIB en los Estados Unidos muestra una mayor debilidad en el segundo trimestre de 2020 después de una reciente caída por debajo del -45 %. Antes de interpretar los datos, tenemos que tener en cuenta el contexto económico actual, ya que es importante recordar que estos no captan el impacto de la pandemia del coronavirus más allá del que se produce en los datos del PIB.

El GDPNow es un índice clave de la actividad económica y, por esa razón, es especialmente importante tanto para los responsables de la política como para los operadores. Para entender su importancia, basta con saber que el GDPNow de la Reserva Federal de Atlanta es una de las cuatro variables que se tienen en cuenta en las proyecciones del personal que los miembros del comité de la Reserva Federal reciben cada seis meses para decidir la trayectoria futura de los tipos de los fondos federales.

Una mirada detallada a las últimas estimaciones del GDPNow

La última estimación, publicada el 1 de junio, muestra una caída de la previsión hasta el -52.8 % a partir de la caída previa al -51.2. El gasto de consumo (PCE: Personal Consumption Expenditure) ha sido el que más ha caído, mientras que la inversión residencial, la inversión fija en activos no residenciales y los cambios en los inventarios privados permanecen relativamente estables.

Lo que es impresionante es el tamaño de la caída y el crecimiento previsto para el PIB de los Estados Unidos. Al ser un banco central, la Fed se basa en las proyecciones de su personal para la toma de decisiones relacionadas con los tipos de interés de aplicación futura y su posterior publicación.

Los miembros con derecho a voto de la Fed expresan sus opiniones individuales respecto al tipo de los fondos federales y la publicación de la proyección del personal se hace en forma de tabla llena de puntos, en la que cada punto representa la visión de un miembro sobre los tipos para los próximos dos o tres años.

Parte del mandato de la Fed es la estabilidad de los precios y esta ha señalado que la medida para la inflación básica es el índice deflactor del PCE (índice de precio del consumo personal). Un valor tan bajo presiona a la Fed para flexibilizar aún más las condiciones monetarias para llevar la inflación al objetivo del dos por ciento.

Otro aspecto importante de la política monetaria moderna es la relación entre los tipos de interés actuales y las expectativas de inflación. Cuando un banco central fija el nivel del tipo de interés, generalmente se refiere a la inflación futura para un período de dos años.

Dado que el mecanismo de transmisión de los cambios en política monetaria implica tiempo para tomar cualquier decisión, las condiciones económicas actuales se combaten con decisiones de política monetaria que se tomaron mucho antes.

Es decir, las medidas que la Fed ha tomado desde el inicio de la pandemia del coronavirus todavía no se reflejan en la economía. Los resultados llegan con retraso y cualquier signo de mejora de la actividad económica es una respuesta a las medidas de la Fed.