Home > Noticias > Se presenta una semana con pocas operaciones

Se presenta una semana con pocas operaciones

22 junio, 2020 By Mircea Vasiu

La semana se presenta poco interesante desde el punto de vista de los datos económicos, ya que no se van a publicar datos importantes. Junto con el hecho de que hemos entrado oficialmente en las operaciones de verano, el mercado de divisas necesita un impulso diferente a los datos económicos habituales. Una vez más, todas las miradas estarán puestas en el mercado de valores de los Estados Unidos.

Qué debemos tener en cuenta esta semana

Los acontecimientos más importantes del calendario económico de esta semana tendrán lugar el lunes y el martes. La semana empieza con el discurso de Macklem, gobernador del Banco de Canadá, sobre política monetaria en los tiempos de la COVID-19 y se esperan preguntas por parte de la audiencia: los operadores implicados en los pares del CAD probablemente notarán un incremento de la volatilidad durante la sesión de preguntas y respuestas.

El martes se anunciarán los Índices de Gestores de Compras (PMI, por sus siglas en inglés) de la eurozona. Tanto los datos de fabricación como los de servicios darán a los operadores una pista sobre cómo se produce la recuperación económica en Europa ahora que sus economías están de nuevo abiertas. Hablando de economías que se reabren, el Reino Unido abrirá sus restaurantes esta semana, una medida que las autoridades vigilarán de cerca para analizar su impacto en la propagación del virus.

También el martes, tendrá lugar el evento más importante de la semana financiera, con origen en Nueva Zelanda: el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda anunciará su tipo de interés oficial para el efectivo y hará una declaración sobre el mismo. Como siempre que un banco central anuncia su política monetaria, la moneda experimenta una mayor volatilidad.

Más allá del martes, no hay nada que valga la pena mencionar en la agenda económica. Por consiguiente, el foco seguirá centrado en la forma en la que el virus ha afectado a las economías del mundo y, una vez más, al mercado de valores de los Estados Unidos.

La pandemia del coronavirus ha seguido extendiéndose este fin de semana, lo cual supone un triste récord teniendo en cuenta el esfuerzo global que se está haciendo para combatirla. Dos países son los principales responsables del aumento de casos: los Estados Unidos y Brasil, que tienen ahora mismo más de un millón de afectados. El interés, sin embargo, ya no se centra en el número de infecciones sino en el de muertes y, a este respecto, las cosas parecen ir un poco mejor en el sentido de que se advierte una tendencia positiva.

Los Estados Unidos están cada vez más cerca de las elecciones de otoño y ya hemos visto a Trump en un mitin con sus partidarios. Cuanto más cerca estemos, será más probable que el mercado de valores reaccione más y más a las encuestas, lo que también afectará al mercado de divisas.

Nos espera por delante una semana sin mucho movimiento en términos de datos económicos, pero eso no va a significar que no haya volatilidad.