Home > Noticias > Se presenta por delante una semana decisiva para los mercados financieros

Se presenta por delante una semana decisiva para los mercados financieros

Es probable que la volatilidad aumente esta semana, ya que se espera que el Banco de Reserva de Australia (RBA) y el Banco de Inglaterra (BOE) anuncien sus decisiones en cuanto a política monetaria de forma inminente. Aunque dichas decisiones son claves para los mercados, el punto principal será la publicación del empleo de Nóminas no-agrícolas (NFP) y la tasa de desempleo de los Estados Unidos que se publicará el viernes.

Mañana martes, el RBA anuncia su decisión sobre la tasa de efectivo en Australia. Se espera que se mantenga en el 0.25 %, un mínimo histórico, para estimular el entorno económico. Como siempre, el protagonismo se lo llevará la declaración de la tasa RBA, que acompaña la decisión y que creará una mayor volatilidad en los pares de AUD.

Hablando del dólar australiano (AUD), es una de las divisas de mayor rendimiento frente al dólar americano (USD) después de que la Fed hubiera abierto las líneas de swap en USD para una mejor reacción contra la pandemia del coronavirus. El par AUD-USD ha subido más de mil puntos porcentuales (de 0.55 a 0.65) en poco más de un mes al seguir de cerca el rendimiento del mercado de valores de los EE.UU.

Decisiones del Banco de Inglaterra: un fiasco para la libra esterlina

El martes, se espera que el BOE mantenga intacta su actual política monetaria, así como el montante de compra de activos. El BOE es uno de los principales bancos centrales que trabaja en estrecha colaboración con la Reserva Federal para facilitar a las empresas, siempre y cuando sea necesario, el acceso a financiación en dólares estadounidenses.

Este ha reaccionado con rapidez a la actual crisis económica, pues ha proporcionado liquidez, recortado los tipos de interés y aumentado el servicio de compra de activos. En consecuencia, la libra esterlina ha subido frente al dólar desde un mínimo de 1.15 en marzo a bastante más del 1.25, un movimiento similar al del AUD-USD.

Tasa de desempleo de dos dígitos

En ambos ejemplos, el dólar australiano y la libra esterlina, el denominador común es el dólar estadounidense. La divisa de reserva mundial sufre una fuerte demanda en tiempos de crisis, ya que los inversores buscan seguridad en sus características.

La bajada del USD es también responsable del repunte de los mercados de valores de los Estados Unidos. El DJIA (Promedio Industrial Dow Jones) y el S&P500 acaban de completar uno de los mejores meses de la historia con la ayuda de una divisa más baja.

Sin embargo, pese a que los inversores celebran el reciente rendimiento de los mercados, el NFP (empleo de nómina no agrícola) del viernes puede que sea una jarro de agua fría. La proyectada tasa de desempleo de dos dígitos seguramente es ya una realidad y la única pregunta es cuánto subirá y por cuánto tiempo se mantendrá ahí.

La ayuda financiera de la Fed y el apoyo del gobierno no pueden continuar de forma indefinida sin sufrir daños importantes. Incluso si la economía de los EE.UU. se reabre, lo hará de forma gradual, es decir, la gente tendrá dificultades para encontrar nuevos empleos o incluso recuperar sus antiguos puestos de trabajo. Esto significa que el perjuicio producido por la pandemia aún no ha llegado a su punto álgido.

El comunicado del viernes nos dirá lo mal que están las cosas al otro lado del Atlántico. Aquellos que operen esta semana deberían esperar una mayor volatilidad en torno a la fecha de la publicación, así como los inversores deberían revisar sus expectativas.