Home > Noticias > ¿Se está preparando el índice del dólar para rebotar?

¿Se está preparando el índice del dólar para rebotar?

El DXY (índice del dólar) sigue presionando hacia nuevos mínimos sin que se vislumbre un posible cambio de dirección. Sin embargo, los osos temen que esto cambie debido a la contundente brecha entre las expectativas de crecimiento económico de Estados Unidos y el resto de integrantes del G9.

A falta de un solo día de negociación este mes, el dólar estadounidense parece seguir vendiéndose en todo el tablero de divisas. El descenso del dólar ha sido el tema del mes y el EUR/USD rebotó desde su mínimo de 1.17 el primer día de abril. A partir de ese momento, ni el BCE ni la Fed han podido aguar la fiesta.

Los datos de Estados Unidos siguen apuntando a una recuperación económica más rápida de lo esperado tal y como demuestra el PIB del primer trimestre publicado ayer. La economía ha crecido un 6.4 % en línea con las expectativas y con el potencial de alcanzar la tendencia de crecimiento anterior a la pandemia durante este mismo verano.

Pero, ¿por qué un mayor crecimiento está pesando sobre la fortaleza de la moneda? ¿No debería suceder lo contrario: una economía más fuerte conlleva una moneda más fuerte?

Un gráfico para asustar a los osos del dólar

Este gráfico asustará a los bajistas del dólar. Y es que muestra el comportamiento del índice del dólar (DXY) en comparación con el crecimiento de Estados Unidos de la última década. La línea azul clara representa la superioridad de Estados Unidos en términos de crecimiento frente a sus pares del G9. Dado que el DXY tiende a seguir de cerca las expectativas de crecimiento, los operadores deberían buscar algunas pautas de inversión en el EUR/USD.

Entonces, ¿qué es el DXY y por qué debería ser importante para los inversores? El índice está formado en su mayor parte por el EUR/USD (que representa más del 57 % del peso del índice), mientras que el resto pertenece al yen japonés (13.6 %), la libra esterlina (11.9 %) y otras divisas secundarias. Por lo tanto, es imposible tener un EUR/USD a la baja y un DXY al alza (o viceversa).

Se puede argumentar que esta vez es diferente. La Fed sigue imprimiendo dinero por valor de 120 000 millones de dólares al mes, por lo que el dólar solo puede debilitarse mientras continúe la compra de activos. Pero la Fed también flexibilizó tras la gran crisis financiera de 2008-2009 y, cuando la economía se recuperó –adelantándose al resto de sus pares–, el DXY le siguió religiosamente.

¿Por qué iba a ser diferente esta vez?

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.