Home > Noticias > Se espera un fuerte gasto posvacuna en 2021

Se espera un fuerte gasto posvacuna en 2021

17 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Ante la expansión del virus de la COVID-19 por el mundo, los gobiernos y los bancos centrales han respondido con rapidez

El dinero ha estado fluyendo desde todas partes mientras la expansión monetaria y fiscal alcanzaba niveles sin precedentes.

Sin embargo, las familias tienden también a ahorrar una parte de sus ingresos disponibles con el fin de utilizarla en un consumo futuro. Cuanto más incierto es ese futuro, mayores son los ahorros. Por lo tanto, esto conduce a menores tasas de gasto y menos dinero que, eventualmente, está a disposición de la economía.

Precisamente, lo que los responsables de la política no desean ver es una tasa alta de ahorro o un exceso del mismo que pueda afectar a la oferta de dinero. Solo que, a veces, los políticos no pueden hacer nada para influir en el comportamiento de los consumidores. No obstante, siempre y cuando las familias perciban que se reduce la incertidumbre, la tasa de ahorro baja y se incrementa el gasto. Ese es el momento en el que se espera un repunte de la economía.

¿Qué traerá 2021?

A medida que nos aproximamos al final del año, vemos que la perspectiva económica para 2021 va cambiando de un momento a otro. Hace una semana, la noticia de que Pfizer y BioNTech poseen una vacuna contra el virus de la COVID-19 provocó una ola de optimismo en todo el mundo. Ayer, Moderna, otra empresa farmacéutica, anunció los resultados de las pruebas de la fase 3 de otra vacuna. Parecen ser incluso mejores.

Se están probando otras vacunas, lo que demuestra que la ciencia está en camino de hallar la solución que necesitamos. ¿Va a cambiar, entonces, la óptica en el comportamiento del consumidor? ¿Bajará la tasa de ahorro y habrá espacio para un fuerte consumo? ¿Todavía se va a seguir hablando de algún tipo de ayuda?

Quizá sea así.

Una reciente encuesta del Bank of America muestra que el 91 % de los participantes en la Global Fund Managers Survey (Encuesta Global a Gestores de Fondos) ha dicho que espera una economía más fuerte para los próximos doce meses. Aunque pueda parecer que no es importante, lo cierto es que es el nivel más alto de las últimas dos décadas.

Las economías del mundo desarrollado han recibido estímulos masivos de los bancos centrales y de los gobiernos. No obstante, la tendencia va a continuar. Solo en noviembre, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) y el Banco de Inglaterra (BOE) han aprobado más ayudas. En diciembre, el Banco Central Europeo (BCE) y la Fed en los Estados Unidos lo harán también. De hecho, la Fed se ha declarado partidaria de usar todas las herramientas disponibles para impulsar la economía.

En otras palabras, hay crecimiento económico. Para impulsarlo, se necesita más y más va a venir. Junto con el fuerte gasto que se prevé para 2021, las perspectivas de un importante repunte económico son buenas.

¡Si tan solo pudiéramos tener el virus bajo control!