Múltiples regulaciones de protección al consumidor hacen una preocupación más

Elvis_Cardenas agosto 27, 2018 0 Comentarios

Por cada una de las imperfecciones en los controles de tiempo de Dodd-Frank, algunos de los cuales tramo en mi última producción, los componentes de seguridad del comprador pueden hacer las mutilaciones más notorias. Los cambios fueron para reducir los gastos de los clientes, sin importar cómo terminaron, sin lugar a dudas, sin necesidad de hacerlo, cerrando el acceso al crédito y, algo más, ocultando los gastos o intercambiándolos.

La posterior confusión y el desorden forzado por estos cambios actualmente requieren cambios adicionales para que las empresas relacionadas con el dinero ofrezcan a las administraciones de manera confiable y los compradores pueden establecer opciones educadas, tal como lo indica el costo más imperativo de transmitir. Primero en este resumen de resultados automáticos, surge de los esfuerzos de Dodd-Frank para disminuir los gastos que los bancos le cobran a los vendedores por la utilización de tarjetas de débito.

Los cambios influyeron en los bancos de un tamaño específico. Ese arreglo no era incierto para asegurar bancos más pequeños, sin embargo, en realidad, se ve mal, ya que los establecimientos más pequeños emiten esas tarjetas de vez en cuando, y cuando lo hacen, constituyen una pequeña división de las administraciones de tarjetas de platino generales.

El salario de ahorro

Antes de Dodd-Frank, según la Reserva Federal, los impuestos de los comerciantes rondan los ¢44 en el intercambio normal, que los científicos de la Fed evaluaron en alrededor de $38.00. La ley restringió los cargos a ¢24, una tasa de nivel de entre ¢21 y ¢22 además del 0.05% de la estimación del intercambio. Esta medida, de nuevo según el examen de la Reserva Federal, disminuyó el salario de ahorro de esta administración en casi un 75%, de $14.6 mil millones a $4.1 mil millones.

El control, al final del día, hizo de esta administración una sugerencia perdedora para los bancos en general. Tuvieron una decisión directa. Podrían detener la administración de plástico, apenas una ventaja para la gran cantidad de clientes que la promulgación planeaba garantizar. O, por otro lado, podrían compensar cualquier déficit en algún otro lugar donde los controladores aún no habían girado su ojo de anzuelo. La mayoría de las organizaciones eligieron la segunda manera.

La exploración de la Fed evalúa que representaron la mayoría de los ingresos perdidos al expandir los cargos récord a todos los clientes en un 15%. O eso fue todo o la administración terminó. Las mutilaciones y las disparidades de estos desarrollos deberían ser evidentes por sí mismas. Los bancos terminaron enteros. Los vendedores no pagaron tanto como los costos de administración de los cuales se beneficiaron. Los clientes del libro mayor pagan la factura por la distinción.

Las tasas récord

Básicamente, los clientes de los bancos minoristas patrocinaron a los comerciantes y los bancos, apenas un resultado imparcial. La imagen completa también expuso una insuficiencia más amplia de Dodd-Frank. La simplicidad con la que los bancos elevaron las tasas récord revela cuán poca rivalidad existe entre los bancos más grandes de esta nación. Dodd-Frank, a pesar de su imprevisibilidad, ha hecho muy poco para remediar el mal uso del comprador sugerido en esta circunstancia.

En realidad, al bendecir los pensamientos como excesivamente asombrosos, haciendo que sea imposible caer en desgracia, la representación se ha convertido en un lugar especial para estos establecimientos increíbles. Una pieza alternativa de la promulgación como Dodd-Frank, la Ley CARD, hizo diferentes contorsiones.

Su objetivo era proteger a los prestatarios de Mastercards al exigir tasas más bajas. El impacto fue llevar a los bancos a donde inicialmente presentaron Mastercards en la década de 1970. En ese punto, las tarjetas de crédito bancarias se enfocan en clientes de bajos salarios y alto riesgo.

Peligro de incumplimiento

Los bancos tenían algunas alternativas, ya que la mayor parte de las tarjetas se enfrentaba a costos de préstamos obligatorios por parte del estado, por lo que era una sugerencia perdedora para cualquier fundación relacionada con el dinero ofrecer tarjetas a clientes donde había un mayor peligro de incumplimiento.

A medida que las direcciones del costo de la tasa de interés estatal disminuyeron en la década de 1990 y los bancos podrían acusar una tasa equivalente de riesgo, comenzaron a hacer crecer su negocio de tarjetas para incorporar titulares menos confiables. Al prohibir las tasas correspondientes al peligro, la Ley CARD separó las organizaciones relacionadas con el dinero con dos alternativas.

Podrían perder efectivo en una gran parte de su negocio de Mastercard, o podrían cambiar el procedimiento auténtico alejándose de clientes menos disolubles. Escogieron el último curso. A partir de 2010, cuando la demostración, junto con Dodd-Frank, se hizo efectiva, la cantidad de personas con visas con un bajo índice de disolución bajó del 70% del agregado a la mitad.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

Añade un comentario

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.