Home > Noticias > Reducir o no reducir, ¡he ahí la cuestión!

Reducir o no reducir, ¡he ahí la cuestión!

El principal acontecimiento de la semana, y quizá de todo el mes, es la reunión de la Fed que tendrá lugar mañana. El comunicado, al que le seguirá una rueda de prensa, se analizará con lupa por parte de todos los participantes del mercado, ya sean de acciones, materias primas, divisas o renta fija. ¡Todo el mundo está pendiente!

Aunque en general se cree que la Fed no hará nada mañana que suponga una alteración de su política, la gran incógnita es saber cuál es exactamente la hoja de ruta a medio y largo plazo para la institución. Es decir, la Fed ya espera un crecimiento para 2021 más fuerte del que aguardaba en un principio. ¿Será esto suficiente como para justificar un cambio en la flexibilización cuantitativa?

Cuando un banco central compra bonos emitidos por su propio gobierno, el proceso se denomina flexibilización cuantitativa o QE. Como consecuencia, el balance del banco central aumenta con las nuevas compras. Cuando el banco central invierte el proceso, esto se denomina tapering o reducción. Por reducción, uno no se refiere a la venta efectiva de los bonos. Más bien a una reducción de la Fed en el ritmo de las compras que desencadene un «taper tantrum» global. No es nada nuevo, ya que se ha producido en el pasado, ¿pero ocurrirá también esta semana?

Reducción de la flexibilización cuantitativa: ¿Se producirá en 2021 o 2022?

Sigue siendo probable que la Fed no empiece a reducir el gasto hasta 2022 y que en 2021 las cosas se mantengan como hasta ahora. Sin embargo, mientras tanto, merece la pena tener en cuenta algunos aspectos nuevos que sirvan para resolver este rompecabezas.

Uno es la nueva administración en Washington. Mientras que Trump favoreció públicamente un dólar débil y animó al mercado de valores, es poco probable que la nueva administración exprese su postura de forma pública.

La nueva secretaria del Tesoro, Janet Yellen, estuvo al frente de la Fed durante unos años. Es conocida por haber iniciado el tapering anterior, cuando afirmó que el proceso de reducir el balance era tan aburrido como ver secar una pintura al óleo. Ni qué decir tiene que el mercado reaccionó de forma opuesta, algo que obligó a la Fed a detener el tapering antes de lo que estaba previsto en un inicio.

Otro elemento que no se debe olvidar es la diferencia entre la nueva emisión del Tesoro y la cantidad que la Fed puede o está dispuesta a comprar. Recordemos que un banco central actúa como el banco del gobierno, así que, si el gobierno quiere un gran estímulo fiscal, pero no tiene el dinero, recurre al Tesoro y al banco central. El Tesoro emite deuda, pero si la Fed no compra toda la emisión, se produce un endurecimiento de las condiciones financieras.

En definitiva, los operadores de divisas deberían marcar sus calendarios y estar preparados para movimientos salvajes de precio este miércoles. Y es que la volatilidad del USD debería ir en aumento.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.