Home > Noticias > Reducción de los costos de los préstamos para ayudar a la economía australiana

Reducción de los costos de los préstamos para ayudar a la economía australiana

16 junio, 2020 By Mircea Vasiu

La pandemia del coronavirus ha acabado con más de 30 años de expansión de la economía australiana. Por primera vez en décadas, el año en curso muestra condiciones recesionarias en Australia y nuevos desafíos para el Banco de la Reserva de Australia (RBA, por sus siglas en inglés).

Como resultado del crecimiento económico actual, muchos se inclinarían a pensar que el RBA no sabe cómo manejar una recesión. Después de todo, muchos de sus miembros no han vivido jamás una como cargos oficiales. Sin embargo, el RBA lleva ya bastante tiempo en una postura de política monetaria acomodaticia, mucho antes de que hubiese comenzado la pandemia del coronavirus.

Un RBA proactivo ayuda a la recuperación económica australiana

Uno de los mayores logros del RBA durante la pandemia del coronavirus ha sido reducir los costos de los préstamos en toda la economía. Esto ha ayudado especialmente a las empresas, ya que los tipos de interés de los préstamos han caído bruscamente, a veces incluso más que el propio tipo de interés del dinero en efectivo. Como consecuencia, la economía australiana se halla en una mejor posición para controlar el daño producido por la pandemia del coronavirus.

La economía australiana es una de las más importantes de la región de Asia y el Pacífico. Australia tiene una especial relación comercial con China en el sentido de que gran parte de su producción va a dicho país asiático, en concreto materias primas y recursos naturales.

La pandemia ha afectado la economía china y, de forma indirecta, la australiana. Durante décadas, el PIB australiano ha tenido un crecimiento trimestral de entre el 2 % y el 4 %, lo que ha llevado al país a una de las expansiones económicas más largas que haya tenido jamás un país desarrollado.

Todo ha terminado de forma brusca, pero el RBA había hecho un gran trabajo de preparación antes de la crisis. Preocupado por una posible burbuja inmobiliaria, el RBA ha ido bajando, durante todos estos años, de forma sistemática, el tipo de interés del dinero en efectivo, empujándolo incluso por debajo del tipo de interés de los fondos de la Reserva Federal durante un tiempo.

El tipo de cambio se ajustó rápidamente, ya que el par AUD/USD se ha negociado a la baja mientras la Fed subía los tipos y el RBA mantenía el tipo del dinero en efectivo en una trayectoria descendente. Ahora que la crisis sanitaria del coronavirus se ha convertido en un fenómeno global y la Fed también ha aflojado su política, el par AUD/USD ha repuntado, ya que los inversores apuestan por una recuperación más rápida en la zona asiática y el Pacífico debido al desfase temporal (las economías asiáticas reabrieron mucho antes).

Para una mejor comprensión del papel de Australia en la región, pensemos en el hecho de que el 31 % de sus exportaciones va a China, el 13 % a Japón, el 6 % a Corea y otro 5 % a India. La Unión Europea, por ejemplo, solo recibe el 7 % de las exportaciones australianas.

Se espera que la región asiática y el Pacífico sean las primeras zonas en repuntar. Si ese es el caso, Australia está bien posicionada gracias a la postura proactiva del RBA.