Home > Noticias > Recuperación en forma de V del Índice Manufacturero Empire State

Recuperación en forma de V del Índice Manufacturero Empire State

16 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Llegan buenas noticias desde el sector de la manufacturación en los Estados Unidos: el Índice Empire State, que muestra la actividad manufacturera en el estado de Nueva York, ha repuntado con fuerza. El repunte ha sido tan fuerte que podemos hablar de una recuperación en forma de V en el sector de la fabricación.

Aunque son datos de segundo orden en tiempos económicos normales, en este momento son de particular importancia si los utilizamos como señal de mejora en el conjunto del sector manufacturero. El cierre por el coronavirus ha llevado a muchos índices económicos a territorios sin precedentes y una recuperación en forma de V es el sueño de todo economista.

Encuesta Empire State de junio 2020 sobre el sector manufacturero

La encuesta se publica mensualmente y es un importante indicador de salud económica. Su interpretación es muy sencilla: valores más altos que cero indican una mejora de las condiciones, mientras que valores por debajo de cero reflejan un deterioro del rendimiento del sector.

Todos los meses, alrededor de doscientos fabricantes del estado de Nueva York responden preguntas relacionadas con la actividad de la empresa, pedidos de fábrica, empleo, etc. Para esta encuesta en concreto, las respuestas se recogieron entre el 2 y el 9 de junio.

El índice ha subido cuarenta y ocho puntos y casi alcanza el nivel cero otra vez. Después de los mínimos históricos de abril y mayo, un repunte como ese es una buena noticia para el sector manufacturero de la zona y, también, para la perspectiva global de la industria de la manufacturación estadounidense.

Más de un tercio de los encuestados informó de una mejora de las condiciones en el mes de junio en comparación con los meses previos, al mismo tiempo que los envíos muestran un ligero aumento. El índice de precios pagados ha mejorado en trece puntos, lo que está dando lugar a precios de venta firmes, un desarrollo positivo a la luz de los recientes temores sobre una posible deflación en los Estados Unidos y en todo el mundo.

Sin embargo, la mejora más importante se aprecia en el nivel de optimismo. En este tipo de encuestas, también se pide a los encuestados que valoren cómo ven ellos su actividad económica en los próximos seis meses. Opiniones optimistas o pesimistas son suficiente para cambiar las expectativas del sector y pasar de una expansión a una contracción o viceversa.

En esta ocasión, el optimismo se ha disparado, alcanzando su nivel más alto en más de una década. Además, el índice de gastos del capital casi ha llegado al nivel cero, lo que indica el deseo de las empresas de aumentar el gasto de capital. Por último, pero no menos importante, el índice de empleo futuro también ha subido, lo que hace prever una recuperación en los próximos meses.

En tiempos en que dominan los titulares económicos negativos, una publicación económica como la encuesta de manufacturación Empire State del mes de junio es un punto brillante que los inversores deberían utilizar cuando tratan de anticipar cómo será la recuperación económica de los Estados Unidos.

¿Veremos también patrones en forma de V en otras áreas?