Home > Noticias > RBA: La lucha contra los inversores del mercado de bonos

RBA: La lucha contra los inversores del mercado de bonos

Esta semana ha girado en torno a la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos y las proyecciones económicas, pero hay otro acontecimiento que no se puede pasar por alto. El lunes pasado, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) publicó las actas de su reunión sobre política monetaria.

Naturalmente, se trata de un acontecimiento sin importancia: incluso los calendarios económicos lo marcan como algo de tercer nivel (es decir, los datos arrojados por ello no suelen mover el mercado en demasía). De hecho, el dólar australiano apenas se ha movido (AUD), pero esto es únicamente porque la Fed debía hacer acto de presencia dos días después.

RBA castiga a los vendedores en corto de bonos

A diferencia del Banco Central Europeo (BCE), el RBA se ha lanzado de lleno a una campaña de control de la curva de rendimiento. Al comienzo de este 2021, reforzó su orientación hacia el futuro, lo que le llevó a pedir un tipo de interés más bajo durante un largo periodo de tiempo. También ha aumentado su ritmo de compra de activos.

Sin embargo, los vendedores en corto querían un rendimiento superior al 0.1 % fijado por el RBA. Para conseguir ese rendimiento, los vendedores en corto deben tomar prestados los bonos y posicionarse en corto de modo que el rendimiento sube y el precio baja.

Lo que los vendedores en corto no esperaban era la brillante reacción del RBA, injusta, pero audaz. Simplemente se pidió al Tesoro que no prestara más los bonos a 3 años al mercado (para que no se puedan tomar prestados y posicionarse en corto). Al hacerlo, el RBA ha seguido siendo el único prestamista disponible de dichos bonos, lo que ha aumentado el coste de los préstamos hasta tal punto que ha acabado con los vendedores en corto.

La cuestión moral aquí es que un banco central tiene suficiente poder y armas para combatir lo que sea hasta que la tortilla se dé la vuelta a su gusto. Los rendimientos se mueven, pero tienden a hacerlo únicamente en la dirección que desea y marca el banco central. Si utilizamos un paralelismo similar al movimiento de subida de los rendimientos en Estados Unidos, significa que la Fed está dispuesta a dejarlos subir, no que el mercado esté forzando la mano de la Fed. Eso sí, el mercado es mucho más pequeño en Australia, así que tal vez el RBA tiene ventaja a la hora de controlarlo.

En definitiva, el movimiento ha dejado a los pares del AUD sin cambios. Sin embargo, indica un fuerte deseo y la voluntad del RBA de mantener las medidas de control de la curva de rendimiento (y eso debería perjudicar al AUD a medio y largo plazo).

Luchar contra un banco central es caro y las condiciones del enfrentamiento no siempre son justas. Pero, de nuevo, esto es lo bonito de invertir, ¿no?

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.