Home > Noticias > ¿Qué va a pasar con el USD?

¿Qué va a pasar con el USD?

3 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Podemos imaginar fácilmente la contundente respuesta que la Reserva Federal de los Estados Unidos dará a la crisis de la COVID-19. Si bien la oferta monetaria y los activos institucionales del mercado del dinero han crecido de 2005 a 2020, el ritmo de crecimiento se ha acelerado drásticamente como consecuencia de la pandemia.

Inevitablemente, un gráfico como el que se presenta a continuación cuestiona la propia definición de la fortaleza o el valor de una moneda. Aumentar la oferta de dinero conduce a un descenso de su valor tal y como se recoge en el libro Economics 101. Sin embargo, el dólar estadounidense no solo no ha perdido valor en todos estos años sino que, por el contrario, se ha hecho más fuerte.

¿Cómo es posible? Puede que la respuesta esté en el hecho de que tiene el privilegio de ser la moneda de reserva mundial. Por ese motivo, la demanda de dólares supera con creces la emisión del Tesoro o el ritmo en que la Reserva Federal crea dólares digitales a través de su programa de flexibilización cuantitativa.

¿Quién hace préstamos a los Estados Unidos?

Los conceptos que se desarrollan en Economics 101 son ciertos para todos los gobiernos o bancos centrales que incrementan la oferta de moneda para devaluar su moneda. Como no existe el lado de la demanda en esa ecuación, la divisa comenzará efectivamente a perder su valor.

En el caso de los Estados Unidos, las cosas son diferentes a causa de su estatus como moneda de reserva. También se usan como reserva otras monedas, como el EUR o el JPY, pero no en la misma medida que el USD.

¿Quién acepta el dinero de los Estados Unidos para hacerle préstamos? Una cosa es emitir deuda como lo hace el Tesoro y otra encontrar compradores para esa deuda. Estos compradores son muy conscientes de lo que se recoge en el gráfico superior, pero aún así creen que el dólar mantendrá su valor con el paso del tiempo y, por tanto, pujan por la deuda denominada en dólares emitida por el Tesoro de los Estados Unidos.

China y Japón compran más del 33 % de la deuda de los Estados Unidos. Solo entre estos dos países se encargan de aportar una tercera parte del dinero que los Estados Unidos necesitan para financiar su déficit. Otros países también contribuyen aunque en pequeñas cantidades. Por ejemplo, el Reino Unido compra el 4.7 %, Brasil el 4.8 % o Luxemburgo el 3.5 %.

No vamos a listar todos los países porque sería demasiado largo. La tesis es que se pueden emitir más dólares, como se ve en el incremento del M2 y de activos institucionales del mercado de dinero, sin que caiga el valor del USD. La explicación es bastante simple: al emitir nueva deuda y encontrar compradores para ella, otros países del mundo también muestran su deseo de comprar y así se supera la oferta de USD con una fuerte demanda.

Si la demanda es más fuerte que la oferta, el USD se apreciará. Como ha hecho todos estos años: baste recordar que el par EUR/USD se negoció a 1.60 o que el par GBP/USD se acercó a 2 hace algo así como una década.