Home > Noticias > ¿Qué esperar de la reunión del BCE del próximo jueves?

¿Qué esperar de la reunión del BCE del próximo jueves?

8 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

La reunión de septiembre está a la vuelta de la esquina, ya que se va a celebrar en dos días. Entonces sabremos cuál será la respuesta del banco central a la baja inflación. Las expectativas van desde una actuación suave (dovish) a una agresiva (hawkish) pasando por una neutral. En este artículo, vamos a echar un vistazo a cada una de esas posibles medidas del BCE.

Antes de entrar en detalles, merece la pena analizar el gráfico que sigue a continuación. Muestra las condiciones financieras tanto en la zona euro como en los Estados Unidos. Mientras que en este último es claramente visible la flexibilización, no lo es tanto en la zona euro. De ahí que, si algún operador busca una explicación para el tipo tan alto de cambio del par EUR/USD, sea algo pertinente. El BCE se ha demorado o todavía va con retraso.

¿Es hora de cambiar algo?

Escenarios para la reunión del BCE

En la opción agresiva (hawkish), el BCE probablemente ignore los recientes acontecimientos relacionados con la inflación. En concreto, si considera la baja inflación como algo temporal o provocado por efectos transitorios, la decisión será alcista para la moneda común.

¿Qué pasa con el tipo de cambio? Puede que el BCE reste importancia a las recientes declaraciones de su economista jefe, Philip Lane, y diga que no tiene como objetivo el tipo de cambio y que no puede hacer nada al respecto. Caso cerrado.

La opción neutral quiere que el BCE entregue un mensaje mixto. En ese caso puede que señale que está abierto a incrementar el programa PEPP o que está dispuesto a ajustar el multiplicador de niveles. En cualquier caso, no se comprometería ni con los defensores de una política agresiva ni con los que propugnan una política más suave.

En cuanto a esta última opción, dovish, se espera que el BCE diga claramente a los participantes en el mercado que no va a tolerar una baja inflación que amenaza con romper hacia un nivel por debajo de cero. Puede que exprese su preocupación por el tipo de cambio y la forma en que afecta a los esfuerzos del BCE por llevar la inflación hacia el objetivo. También es posible que indique que hay un riesgo de deflación y que, por tanto, deberá actuar más pronto que tarde.

De los tres escenarios, y a la luz de las condiciones financieras en la zona euro, la idea es que el BCE se inclinará por la neutralidad o las medidas dovish. Además, durante la conferencia de prensa, los representantes de la prensa harán preguntas a Lagarde sobre la inflación, el tipo de interés y sobre lo que piensa hacer el banco en el futuro.

Por lo tanto, no se trata tanto de lo que haga el BCE el jueves, sino de lo que indique que va a hacer. En cualquier caso, se espera que la volatilidad del euro aumente significativamente.