Home > Noticias > ¿Puede el oro proteger la economía de los EE.UU. y de otros países frente a la inflación?

¿Puede el oro proteger la economía de los EE.UU. y de otros países frente a la inflación?

El oro es una inversión alternativa. Al igual que los activos que se pueden coleccionar, como el arte o el vino, o incluso los bienes inmobiliarios, la principal característica del oro es que protege contra la inflación. 

La inflación hace referencia a la subida del precio de un paquete de bienes y servicios en un período predeterminado. Hay diferentes formas de medir la inflación en el mundo, pero los bancos centrales usan por regla general, el IPC (Índice de Precios al Consumo) y otras variantes del mismo (por ejemplo, el Gasto de Consumo Personal – PCE, por sus siglas en inglés).

Una inflación creciente lleva a la hiperinflación. Cuando esto ocurre, la moneda pierde su valor, lo que, tarde o temprano, lleva a las fortunas a desaparecer de la noche a la mañana (ha sido el caso de Argentina, Turquía y Venezuela). El oro, por lo tanto, protege contra una creciente inflación o frente a la depreciación de la moneda. Así pues, los inversores suelen colocar alrededor de un 5 % en su cartera de valores en la creencia de que el oro los protegerá en el caso de que la inflación se convierta en un problema.

A juzgar por la forma en que los bancos centrales y los gobiernos han reaccionado a la crisis sanitaria de la COVID-19 (por ejemplo, con la impresión de moneda), puede que la inflación esté a la vuelta de la esquina. ¿Es seguro pensar que el oro seguirá haciendo su trabajo y protegerá la cartera de los inversores?

El oro: La principal protección contra la inflación

El gráfico superior es lo suficientemente claro como para asustar incluso a los mayores fans de las monedas fiduciarias. Dice, literalmente, que el dólar estadounidense ha perdido el 98 % de su valor frente a una onza de oro desde que se creó, en 1913, la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Otras monedas han tenido un destino similar si bien difieren en cuanto al grado de depreciación. Sin embargo, al final, el oro ha superado la prueba del tiempo durante siglos, si no más. ¿Por qué tendría que ser diferente en esta ocasión? Desde este punto de vista, los inversores harían mejor en considerar el oro como una moneda y no como una materia prima.

La clave para usar el oro como una protección frente a la inflación está en entender la propia inflación. Si uno analiza la definición de inflación como algo que se mide con el IPC, parece que la inflación no se ve por ninguna parte. Menos aún en 2020, a pesar de que los bancos centrales y los gobiernos han inundado el sistema financiero con dinero de nueva creación: la inflación no resulta ser tan problemática.

El problema se deriva de lo que se incluye en el paquete de bienes y servicios. Por ejemplo, los precios de la energía se consideran demasiado volátiles y por eso se les excluye. Pensemos en todo lo que se ve influenciado por el precio del petróleo, como el transporte, por ejemplo. En otras palabras, cualquier cambio en el precio de las mercancías y servicios debido a un cambio en el precio del petróleo no se contará como inflación. Los servicios médicos o educativos son otro ejemplo de servicios que han incrementado su valor, pero no se incluyen en las cifras oficiales de inflación.

Al mantener su valor frente a todas las monedas fiduciarias a través del tiempo, el oro es la principal cobertura contra la inflación, independientemente de cómo se defina esta.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta