Home > Noticias > Previsiones para 2021 sobre la economía suiza y el CHF

Previsiones para 2021 sobre la economía suiza y el CHF

El franco suizo (CHF) ha demostrado una vez más que sigue siendo, de hecho, la moneda refugio mundial. 

Durante la pandemia de 2020, la moneda suiza ha sido la más fuerte del mercado de divisas a pesar de que el Banco Nacional Suizo (SNB) ha mantenido los tipos de interés en mínimos históricos, por debajo de cero.

La teoría económica nos dice que la fortaleza de una moneda se debe a la fortaleza de su economía. Esto es válido siempre y cuando los bancos centrales no distorsionen la percepción mediante la intervención en el mercado. Por este motivo, existe un pacto entre caballeros entre las naciones del G10 según el cual los bancos centrales no deben influir en los tipos de cambio. Es por ello que, siempre que se le preguntaba a Draghi, el anterior presidente del BCE, sobre la fortaleza del euro, su respuesta era que no había comentarios por parte del banco central. Lo mismo hace ahora Lagarde, la actual presidenta, pero también la Fed y otros bancos centrales. Con solo una excepción: el Banco Nacional Suizo.

¿Qué hará el SNB en 2021?

La economía suiza se ha mostrado más resistente que otras economías europeas o que los Estados Unidos. Aunque el número de infecciones por COVID-19 ha aumentado en la segunda mitad del año, el impacto económico ha sido menor que durante el cierre de la primavera.

Por esta razón, el consumo de los hogares podría considerarse la clave de la recuperación económica suiza en 2021. Por supuesto que todo depende de cómo evolucione la pandemia. En el escenario más optimista, Suiza no debería ver más cierres y mejoraría su rendimiento económico, con una previsión para el PIB según la cual este alcanzaría los niveles previos a la pandemia hacia finales de 2021.

En cuanto al CHF, una fuerte recuperación económica no se reflejaría en una divisa fuerte. La razón es que el SNB interviene constantemente y no es un secreto que invierte una gran cantidad de recursos para detener la apreciación del CHF. Este es uno de los motivos por los que el Tesoro de los EE.UU. ha calificado al SNB como un manipulador de divisas.

En cierta forma, el problema del SNB se parece al problema del BCE, al menos por lo que se refiere a la inflación. La baja inflación e incluso las expectativas de una inflación aún más baja obligan a los dos bancos centrales a tomar medidas extremas. Ambos tienen el tipo de interés en territorio negativo y, a la vez, acomodan sus políticas mediante el uso de otras medidas no convencionales.

Sin embargo, la fortaleza del CHF y del EUR daña las perspectivas sobre la inflación y la capacidad de los bancos centrales de cumplir con su mandato de lograr la estabilidad de los precios en torno al objetivo del 2 %. Por lo tanto, la política monetaria ultraacomodaticia de Suiza se va a mantener y se prevé una inflación del 0.4 % en 2021.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.