Préstamos directos de la Fed a las grandes empresas

Mircea Vasiu junio 30, 2020 0 Comentarios

Desde ayer, la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) ha puesto en marcha el Servicio de Crédito Corporativo para el Mercado Primario (PMCCF, por sus siglas en inglés), a través del cual prestará directamente dinero a las grandes empresas.

La medida, de emergencia, llegó poco después de que la Fed hubiese anunciado hace dos semanas que está comprando la deuda de empresas individuales en el mercado abierto.

Una vez más, el anuncio se hizo un lunes, justo al inicio de la semana de operaciones. Con esta medida, es probable que la Fed reciba críticas, ya que algunas voces están poniendo en duda la legalidad de semejante programa.

Controversias sobre el programa PMCCF de la Fed

Hace unas semanas, la Fed comenzó a comprar deuda de empresas individuales y la medida provocó cierta incredulidad.

Por ejemplo, ¿cómo pueden los inversores evaluar el impacto de las medidas de la Fed sobre los precios de las acciones de la empresa? De repente, las valoraciones necesitan una métrica diferente para compararlas con otras acciones en situación similar.

La Ley de la Reserva Federal permite a la Fed prestar dinero a entidades que no sean bancos, pero solo si el programa es de gran alcance. Además, las empresas tienen que ser solventes para cumplir con los requisitos de acceso y el secretario del Tesoro tiene también que firmar. Básicamente, se trata de una medida de emergencia financiera que la Fed está usando para aliviar el impacto de la recesión económica en las grandes empresas.

Una vez más, la Fed está utilizando lo que se conoce como un «Vehículo de Propósito Especial» (SPV, por sus siglas en inglés) para llevar a cabo la medida anunciada. En contraste con el Servicio de Crédito Corporativo para el Mercado Primario (PMCCF) que la Fed ha puesto en marcha para comprar deuda de empresas individuales, el SMCCF está diseñado para respaldar la deuda corporativa de forma que las actividades comerciales de las grandes empresas se enfrenten mejor a la problemática causada por la pandemia.

Existen otras limitaciones además de la cuestión de la solvencia. Por ejemplo, ambos programas, SMCCF y PMCCF, prohíben la compra de deuda de emisores que sean propiedad mayoritaria de un gobierno extranjero. Además, los emisores tienen que estar constituidos y domiciliados en los Estados Unidos.

Este es otro movimiento que muestra la total flexibilidad de las medidas de la Fed y lo lejos que está dispuesta a llegar. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, la Fed ha puesto en marcha una serie de medidas diseñadas para facilitar los préstamos a las familias, las empresas financieras, los municipios y los negocios en general.

Comenzó con la medida básica de bajar los tipos de los fondos federales hasta casi cero y dio liquidez en dólares estadounidenses al sistema financiero. Ahora que las cosas parecen estar un tanto más tranquilas en los mercados, la Fed muestra su disposición a desplegar soluciones a medida para otros actores económicos. Esta vez le ha llegado el turno a las grandes corporaciones.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.