Home > Noticias > ¿Por qué la inflación tiene tanta importancia para los operadores de divisas?

¿Por qué la inflación tiene tanta importancia para los operadores de divisas?

18 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

A lo largo del día de hoy, se prevé que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de los Estados Unidos muestre un descenso. Se espera que tanto el IPC básico (que no incluye los precios de los alimentos y de la energía porque se consideran demasiado volátiles y, por tanto, provocan una distorsión en los datos) como el IPC principal no presenten problemas de inflación en un futuro próximo.

Muchos creen que la Fed ha hecho hasta ahora un gran trabajo para cumplir con su doble mandato de creación de empleo y estabilidad de los precios. Con anterioridad a la pandemia del coronavirus, la economía estaba funcionando casi a pleno rendimiento. Por lo que se refiere a la inflación, la tasa de inflación media esperada para los tres años siguientes rondaba el nivel del 2 %.

El 2 %: un límite claro para la banca central moderna

Introducida por el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) hace unas cuantas décadas, el objetivo de inflación fue adoptado rápidamente por otros importantes bancos centrales del mundo. En la actualidad, hay un consenso sobre el hecho de que una inflación inferior, pero cercana al 2 %, es suficiente para estimular el crecimiento y mantenerlo en una tasa sostenible.

La gran pregunta para muchos operadores es por qué el 2 %. ¿Por qué no, por ejemplo, el 0?

La respuesta la dan las expectativas de inflación que se perciben. Si la tasa de inflación cae a 0 o, Dios no lo quiera, por debajo de 0, la economía entra en deflación.

De repente, las expectativas de inflación caen en un movimiento en espiral, ya que la gente espera que los precios bajen, con lo cual se pospone el consumo. Sin consumo o con un consumo más bajo, la economía se estanca y, con el tiempo, empieza a declinar. Por lo tanto, una inflación moderada del 2 % se considera lo suficientemente alta como para estimular el consumo y, a la vez, suficientemente baja como para no afectar el valor intrínseco del dinero

Las publicaciones de hoy, aunque se esperaba que tuviesen un signo negativo, no muestran deflación. Uno de los errores más comunes que cometen los operadores novatos es confundir la caída de la inflación con la deflación. Si la inflación cae del 5 % al 3 %, el IPC básico tendrá un signo negativo delante, pero la tasa de inflación sigue siendo positiva. Solo cuando la inflación se vuelve negativa podemos hablar de deflación.

Los operadores se preocupan por los conceptos económicos de inflación y deflación. Como ambos forman parte de los mandatos de los bancos centrales, los cambios en la inflación conllevan cambios en los tipos de interés. Estos últimos provocan cambios drásticos en el valor de la divisa y en los tipos de cambio generales que se muestran en los mercados Forex.