Home > Noticias > Patrón de retorno masivo en el gráfico diario del par EUR/JPY

Patrón de retorno masivo en el gráfico diario del par EUR/JPY

Los pares del euro han caído en picado desde el fallo del Tribunal Constitucional alemán, que señala que algunas de las compras de activos del BCE no son «legales». Solo en el último viernes, el par EUR/USD operó por encima de 1.10 para situarse hoy por debajo de 1.08. El cruce EUR/JPY ha seguido el mismo camino y ha caído con fuerza desde 117.70, el viernes, a 114.80 hoy. En medio de este aumento de volatilidad, hay señales de que se puede haber completado un cambio importante con posibilidades de un potencial retorno.

Un patrón en cuña descendente en el gráfico diario no es el deseado por los operadores que buscan una acción rápida. Operar con ese tipo de retornos podría requerir paciencia y una buena gestión del dinero. Esto se debe al hecho de que los mercados pueden seguir experimentando oscilaciones volátiles antes de encaminarse en la dirección esperada.

Después de todo, operar con cambios de dirección presenta sus riesgos, aunque algunos inversores son capaces de sacarle rendimiento. Sin embargo, operar con un enfoque disciplinado es una forma más fiable de conseguir buenos resultados. He aquí algunos aspectos que se deben considerar antes de ir más allá ante la cuña descendente del par EUR/JPY.

Plan para operar con el par EUR/JPY

En primer lugar, el precio debe experimentar un retorno dentro de la cuña. El borde inferior del patrón, también llamado línea de tendencia 1-3 según la Teoría de las Ondas de Elliott, tiene la clave: por regla general, el último giro en la formación de la cuña atraviesa la línea de tendencia.

En segundo lugar, el retorno debe continuar hasta que se rompa el borde superior del patrón. La ruptura de la llamada línea de tendencia 2-4 es la clave para avanzar.

Por lo tanto, el plan consiste en operar en el lado largo en una ruptura del borde superior del patrón (por ejemplo, donde se encuentra el círculo gris). Ya implica un movimiento de retroceso a 117, por lo que, en cualquier caso, debería ponerse en marcha un retorno en los timeframes más bajos.

En tercer lugar, como toda operación requiere un stop-loss («detener pérdidas») y un take profit («recoger beneficios»), si tomamos perspectiva, vemos que la cuña descendente se forma justo debajo de la resistencia dinámica. Parece como que el mercado bear estuviese empujando cada repunte hasta que el par alcanza un nuevo mínimo en su parte inferior. Sin embargo, si se trata de hallar un mínimo, el stop-loss debería estar en el punto más bajo de la formación de la cuña.

En cuanto al take profit, un movimiento hacia 120 entra dentro de las previsiones: el precio se encuentra con una resistencia dinámica producida por una importante línea de tendencia bajista que se ha mantenido durante más de tres años.

Las operaciones a contracorriente («contrarian») presentan la ventaja de una entrada más temprana aun cuando la nueva tendencia no está clara. Por esta razón, el volumen involucrado en tales operaciones es, por regla general, la mitad del volumen regular operado con una posición que sigue la tendencia.