Home > Noticias > ¿Paridad para el par EUR/USD?

¿Paridad para el par EUR/USD?

28 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Nos adentramos en el último trimestre de 2020, un año en el que la pandemia ha devastado las economías globales, lo que lo ha convertido en uno como no ha habido otro antes.

Los bancos centrales han actuado lo mejor que han podido en estas circunstancias. Junto con los gobiernos, han flexibilizado las condiciones monetarias y fiscales para responder a la crisis más grave a la que la humanidad se ha enfrentado desde la segunda guerra mundial.

Uno de los resultados de que todos los bancos centrales hayan hecho lo mismo (por ejemplo, la flexibilización) ha sido un dólar estadounidense más bajo. Pero si echamos un vistazo a cómo reaccionó el mercado justo al principio de la pandemia, en marzo-abril de este año, vemos que la reacción inicial fue la compra de USD. Solo después de la intervención de la Fed, el dólar estadounidense cayó.

El regreso del dólar estadounidense

Hay dos entidades a las que merece la pena observar en los Estados Unidos. Una es la Fed y la otra el Tesoro de los Estados Unidos. Cuando la Fed compra bonos del gobierno, crea dólares de la nada para pagar esa deuda. Sin embargo, si el Tesoro (es decir, el que emite los bonos) supera a la Reserva Federal en el sentido de que emite más deuda de la que compra la Fed, la flexibilización no tiene lugar. Los operadores siguen olvidando que en todo este tiempo la Fed ha estado comprando bonos y el Tesoro ha estado emitiendo más deuda y acumulando dólares estadounidenses.

Un proceso semejante ha llevado al USD a la acaparación por parte del Tesoro, pero no ha sido liberado en la economía. Por lo tanto, la flexibilización no es real o, por lo menos, no de momento. Por este motivo, en el primer movimiento de un mercado de riesgo, quizá veamos una reacción del USD similar a la que vimos en marzo-abril.

Al otro lado del océano, el BCE se enfrenta a la baja inflación. Para cumplir con su mandato, debe actuar y, esta semana, los números del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) son cruciales. La publicación anterior mostró una caída de la inflación básica al 0.4 % y las previsiones para la de esta semana varían entre el -0.1 % y el 0.7 %.

Si la inflación cae más, el BCE no podrá parar la apreciación del USD. De hecho, puede que ocurra justo lo contrario, ya que el tipo de cambio introducido por el BCE preocupa en su última declaración.

La fortaleza del EUR de abril y mayo se debió en gran parte al Fondo de Recuperación y a la esperanza de una agenda fiscal conjunta. Ahora que el frenesí ha pasado, el mercado se centrará en lo que de verdad importa: el mandato del BCE y el hecho de que la liquidez del USD, en realidad, se ha reducido durante todos estos meses.

Si el USD recupera de nuevo su fortaleza, no debería sorprendernos ver que el par EUR/USD alcanza nuevos mínimos. Algunas voces incluso hablan de paridad más pronto que tarde. Con la segunda ola de infecciones ya haciendo estragos en Europa y con la amenaza de la inflación básica de caer por debajo de cero, nadie debería asombrarse de que el par EUR/USD alcance la paridad.

Tags: