Home > Noticias > ¿Otra década de débil crecimiento económico en Europa?

¿Otra década de débil crecimiento económico en Europa?

2020 ha sido un año histórico para la Unión Europea. Obligados a responder a los retos procedentes de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, los gobiernos europeos y los responsables de la política monetaria dieron un paso adelante y cumplieron de sobra con las expectativas.

Por primera vez en la historia de la Unión Europea, esta emitió deuda común. La demanda y el paquete de medidas fueron tan impresionantes que el euro, la moneda común, sintió los efectos de inmediato: pasó de 1.06 al comienzo de la pandemia a más de 1.23. Incluso ahora, doce meses después del inicio de la crisis, el tipo de cambio del euro frente al dólar sigue siendo elevado (muy por encima del 1.20 de la última semana).

Sin embargo, aparecen nubes negras en el horizonte. A pesar de la agresiva política fiscal y monetaria, el esfuerzo y la respuesta europea ante la pandemia se empequeñecen ante lo que ha hecho Estados Unidos. Si se trata de medidas de apoyo para fomentar la recuperación económica, el gráfico siguiente revela una fuerte discrepancia entre la respuesta europea y estadounidense a la crisis. Por lo tanto, la recuperación económica al otro lado del Atlántico debería superar a la europea. Además, el riesgo aquí es que las vacilaciones de las autoridades fiscales europeas puedan conducir a otra década de débil crecimiento económico.

No es la primera vez que Europa da un paso atrás

La gran crisis financiera que tuvo lugar en 2008-2009 provocó una gran recesión en la mayoría de las economías desarrolladas. Cuando se analizan las recesiones, a los economistas les gusta referirse a la última crisis conocida por la sencilla razón de que las condiciones de esta suelen ser similares a las de una crisis actual.

Tras la crisis, Estados Unidos lideró la salida de esta. Las medidas de la política monetaria no fueron en absoluto convencionales. Es más, se aplicaban por primera vez en Estados Unidos por orden de la Fed (y fueron rápidamente copiadas por el resto de economías avanzadas). Sin embargo, en Europa no tuvieron el resultado esperado.

Mientras que la economía de los Estados Unidos se recuperó a gran velocidad y obligó a la Fed a iniciar un ciclo de subidas que llevó el tipo de los fondos federales a más del 2 %, en Europa se vivía una década de crecimiento económico paupérrimo. La razón principal fue la crisis soberana de 2012 y las consecuencias de esta: tipos negativos que no se han levantado desde entonces.

Por lo tanto, Europa ya ha perdido una década y corre el riesgo de perder otra a medida que el mundo se acerca al final de la pandemia. El gráfico anterior es un motivo de preocupación para la integridad de la recuperación europea. Y, al fin y al cabo, también lo es para el euro.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.