Home > Noticias > Operar con valores vs. divisas

Operar con valores vs. divisas

22 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Una de las principales diferencias entre los mercados de divisas y de valores es la capacidad para vender en corto. En concreto, los operadores creen que es más fácil vender en corto un par de divisas que una acción.

Los costos para hacer esto difieren. En el mercado de divisas, además de las comisiones, los diferenciales y los posibles intercambios negativos, no hay otros costos de negociación. Pero en el mercado de valores, vender en corto una acción es mucho más caro.

Cómo operar en corto en el mercado de valores

Una estadística reciente ha revelado que las ventas en corto están subiendo posiciones en el índice Nasdaq. Las próximas ventas en corto del índice NASDAQ 100 serán las más altas desde 2008.

Esa es una forma de operar en corto en el mercado de valores: vender un índice. Todos los brókeres ofrecen índices del mercado de valores en diferentes formas. Una de ellas es un CFD, Contrato por Diferencia. Operar en corto un índice del mercado de valores en forma de CFD es bastante similar a operar en corto un par de divisas. Los costos de hacerlo son también más o menos los mismos.

Otra forma es operar en corto un índice del mercado de valores mediante un fondo de inversión cotizado (ETF, por sus siglas en inglés, Exchange Trading Fund). Los ETF son muy populares hoy día, ya que representan una alternativa más barata para los operadores minoristas que se exponen a los mercados en los que, de otro modo, sería muy caro operar. El truco en muchos ETF es que rastrean un fondo con movimientos más rápidos o más lentos que el propio fondo que se rastrea. Por ejemplo, ciertos ETF pueden avanzar o caer dos veces más rápido que el índice real. En ese caso, la recompensa, pero también el riesgo, se duplica.

Operar en corto una acción individual requiere la existencia de una cuenta de margen. No todos los brókeres ofrecen dicha cuenta y los que lo hacen suelen pedir una cantidad mínima para invertir. Del mismo modo, la reglamentación actual exige un mínimo de conocimiento financiero para negociar en nombre del operador.

Negociar con margen significa que el operador pide prestadas las acciones al bróker y las vende en corto. El problema de vender en corto una acción individual es que el riesgo alcista no tiene límites mientras que las posibilidades de las bajadas son limitadas.

De hecho, esta es la principal diferencia entre operar en el mercado de valores o en el de divisas. El precio de una acción no puede caer por debajo de cero, lo que limita el posible beneficio. Pero el valor de un par de divisas puede caer tanto como puede subir y eso ofrece al operador la posibilidad de beneficiarse tanto del potencial alcista como del bajista.

Tags: