Home > Noticias > Nuevas mejoras en los PMI de la eurozona

Nuevas mejoras en los PMI de la eurozona

23 junio, 2020 By Mircea Vasiu

Hoy, los datos del Índice de Gestores de Compras (PM) de junio de 2020 han sido motivo de escrutinio por parte de los operadores y economistas. Se esperaba una gran mejora en relación a la actividad económica. Y no ha habido sorpresas.

Sin embargo, si ahondamos en el asunto, no debemos dejarnos engañar por el rebote. Incluso si o cuando los PMI europeos vuelvan al terreno de la expansión (por encima del nivel 50) no quiere decir que la economía haya experimentado una recuperación en forma de V. En absoluto: solo muestra crecimiento a partir de niveles más bajos. En otras palabras, pensemos en los datos porcentualmente: una caída del 10 % seguida de un crecimiento del 10 % sigue mostrando una tendencia a la baja.

Aspectos positivos y negativos de los PMI de la eurozona

Los datos publicados hoy se refieren al PMI Compuesto de la Eurozona, al Índice PMI del Sector Servicios, al Índice PMI de Producción del Sector Manufacturero y al PMI global de Servicios y Manufactura: todos ellos presentan un máximo en relación a los últimos cuatro meses. Aunque es positivo, aquellos que operan no deben pasar por alto los detalles. Se trata de comparar determinados apuntes con otras informaciones económicas. De ahí se puede extraer una visión general y más sólida.

El mercado ha tomado estos datos con optimismo. El euro ha subido en todos los sentidos. El par EUR/USD ha alcanzado el 1.13 tras haber cerrado por debajo de 1.12 el pasado viernes. Por otro lado, el EUR/GBP se mantiene estable por encima de 0.90.

En cuanto a la producción económica en la eurozona, el compuesto, es decir, la combinación de sector servicios y el de la manufactura, muestra un ligero descenso de la actividad. Los servicios continúan en caída, aunque a ritmo más lento. Si bien la producción del sector manufacturero se mantiene relativamente estable, los nuevos pedidos han disminuido por vigésimo primer mes consecutivo. Claras señales de contracción.

Los trabajos pendientes también han sufrido un descenso en ambos sectores. Es especialmente preocupante la fuerte disminución de los trabajos pendientes del sector manufacturero, ya que refleja que el número de negocios pendientes ha caído de forma sustancial.

Los recortes de plantilla siguen siendo altos en ambas industrias. En cuanto al valor de los insumos y la producción, el primero ha aumentado ligeramente, mientras que el segundo ha caído (en el sector manufacturero, los precios de venta han descendido por duodécimo mes consecutivo).

En general, no hay tanto que celebrar. El empleo se muestra débil, los precios bajan y la producción disminuye en su mayor parte. Traducido en lenguaje de banco central hawkish/dovish, el constante derrumbe de los precios ejerce fuerte presión sobre la inflación y, lo que es más importante, sobre las propias expectativas de la misma. Para un banco central como el BCE, que tiene un claro marco de objetivos de inflación, esto es lo más importante en cuanto a gestión e interpretación.

De momento, los PMI muestran cierta recuperación económica, aunque lenta, además, el BCE parece que mantendrá un mensaje dovish.