Home > Noticias > Nos espera un noviembre tormentoso

Nos espera un noviembre tormentoso

18 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Dentro de seis semanas, llega, por fin, el principal evento del año: las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Como suele suceder, estamos ante una carrera muy apretada, ya que el país sigue estando dividido en dos grupos con puntos de vista muy diferentes: los republicanos y los demócratas.

El actual presidente, Donald Trump, ganó una controvertida batalla hace cuatro años. A pesar de que se le acusó de haber sido apoyado por hackers rusos durante su campaña, Trump ganó en el último minuto en una carrera que se puede calificar como una de las más reñidas de la historia estadounidense.

Esta vez, los estadounidenses deben elegir entre Trump y Biden. Si algo tienen en común los dos candidatos, es que ambos son ya mayores. Los dos andan por los setenta, de hecho Biden cumplirá ochenta durante la presidencia en caso de que gane la carrera en noviembre. La edad es una de las críticas que hacen muchos analistas, ya que el puesto de presidente de los Estados Unidos consume mucha energía y demanda una persona muy activa.

Las elecciones en los EE.UU. y la próxima reunión de la Fed

Coincidencia o no, las elecciones en los Estados Unidos están programadas para el 3 de noviembre. Un día después, la Fed se reunirá para tomar decisiones sobre política monetaria y al día siguiente las hará públicas.

A juzgar por las decisiones que la Fed ha comunicado hace dos días, se espera una mayor flexibilización cuantitativa en la próxima reunión, justo después del día de las elecciones.

A la luz de estos acontecimientos, las próximas seis semanas probablemente se caracterizarán por rangos estrechos en los mercados de divisas y de valores. En cuanto al dólar estadounidense, podemos observar un mercado sin rumbo: el par EUR/USD se ha venido operando entre 1.18 y 1.20 desde hace más de dos meses; el par GBP/USD se mueve por encima y por debajo de 1.30, y el par USD/CHF hace lo mismo pero en torno al nivel 0.90.

No sería la primera vez que el mercado adoptase un enfoque de espera ante los acontecimientos. El peligro de una situación como esa es olvidarse de los acontecimientos que se avecinan y sobreoperar una posición a la espera de un movimiento significativo del mercado. El problema reside en que es poco probable que los mercados se muevan hasta el día de las elecciones y, en ese caso, el operador llegaría a ese evento tan volátil con una gran exposición.

El enfoque de espera también se ve en la política internacional. Desde la elección de Trump hace cuatro años, la política exterior de los EE.UU. ha cambiado de forma drástica. Las prioridades han ido cambiando a medida que el país modificaba su enfoque incluso hacia sus aliados tradicionales.

Por delante, tenemos una carrera muy reñida. Las próximas seis semanas seguramente estarán marcadas por fuertes subidas, subidas que se revertirán el día de las elecciones.

Después de ese momento, ya no habrá más apuestas.

Tags: