Home > Noticias > Never fight the Fed

Never fight the Fed

20 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Hay un dicho entre los operadores e inversores cuando se trata de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed): «Never fight the Fed» (en español, algo así como «no te metas con la Fed» o «no te enfrentes a la Fed»). Y eso, por una buena razón.

La Fed es el banco central más proactivo del mundo. Actúa como líder de la banca central y fija la política monetaria de la economía más grande del planeta. También establece el tipo de interés para la moneda de reserva mundial, lo cual es visto por muchos como un privilegio y no una carga.

Una vez más, se ha demostrado que las medidas de la Fed han sido decisivas. Justo al principio de la crisis del coronavirus, cuando el mercado de valores se desplomaba haciendo saltar las alarmas, la Fed intervino. Lo hizo de forma tan rápida y decisiva que la tendencia bajista del mercado ha durado… 1.1 meses. Sí, es correcto, el período bajista más corto de la historia ha tenido lugar en los tiempos de la mayor conmoción exógena que se haya visto desde la segunda guerra mundial.

Qué significa operar en el mercado de valores de 2020

Hasta ahora, 2020 ha sido un año de locura. La pandemia trajo cambios en los hábitos de los consumidores y también ha modificado la percepción del riesgo.

Un mercado bajista se forma cuando el precio se retrae más de un veinte por ciento a partir de los máximos. Al contrario, el mercado entra en una tendencia alcista cuando repunta más del veinte por ciento desde los valores mínimos. Esta definición de los ciclos de auge y caída ha gobernado las inversiones en Wall Street durante años. En cierta manera, es un sencillo recordatorio en el que se nos compara con el ciclo empresarial.

Este año ha marcado la caída más rápida de la historia de un mercado alcista a otro bajista. Y a continuación se ha dado el período más corto de mercado bajista de todos los tiempos. Más concretamente, el repunte está siendo igualmente fuerte.

A la Fed se deben muchas de las medidas que han llevado a este comportamiento por parte del mercado. Aunque es cierto que el estímulo fiscal impulsado por el Congreso también ha ayudado

Los inversores se han volcado en el mercado de valores con la compra, incluso, de empresas en quiebra, como Hertz. Si hablamos de quiebra, en Estados Unidos, hay dos tipos: reorganización y liquidación. Declararse en bancarrota de acuerdo con el capítulo 11 de la Ley de Quiebras permite que una empresa vuelva a la actividad después de un tiempo y continúe en marcha. De ahí que los operadores que han especulado con las acciones de Hertz no fueran tan descaminados cuando la compañía solicitó la protección del dicho capítulo.

Volviendo a la Fed y al mercado de valores, sus medidas y decisiones han sido suficiente para devolver la confianza. Cuando la Fed se mueve, los inversores escuchan.

Nunca hay que meterse con la Fed.