Home > Noticias > Mejora del empleo en el Reino Unido

Mejora del empleo en el Reino Unido

17 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Mientras ayer todo el mundo centraba su atención en el Banco Central Europeo (BCE) y su mensaje sobre el programa PEPP, los datos de empleo del Reino Unido cogieron por sorpresa al mercado.

El informe del cambio en el recuento de solicitudes de prestación por desempleo (CCC, por sus siglas en inglés), que recoge la variación en la cifra de gente que solicita dichas prestaciones, indica que los números han bajado de forma significativa.

Los datos actuales mejoran en mucho los que se esperaban. Se preveía que más de un cuarto de millón de personas solicitasen las prestaciones por desempleo en junio, pero los números no lo han confirmado así. De hecho, han sido menos las personas que han solicitado ayuda que aquellos que dejaron el sistema. El resultado: menos 28 100.

¿Qué podemos concluir de los datos de junio 2020?

Como cualquier otro indicador que refleje los datos de empleo, el CCC se considera un índice retardado. Sin embargo, el mercado laboral está estrechamente relacionado con el gasto del consumidor, el motor del crecimiento económico en toda economía. Sin trabajo no hay dinero para gastar y, por tanto, no hay crecimiento económico.

Los datos de ayer ofrecen un rayo de esperanza para aquellos que desean una recuperación en forma de V en el Reino Unido. Seguramente, se han visto condicionados por el hecho de que las empresas hayan empezado a llamar a sus empleados una vez que se ha comenzado a abrir la economía, por lo que el número no refleja la capacidad real de la economía del Reino Unido para crear nuevos puestos de trabajo. Lo que sí refleja es la resistencia del mercado laboral frente a la crisis de la pandemia, ya que la mayoría de las empresas han podido devolver su trabajo a sus empleados.

El informe muestra que el descenso en el número de empleos se ralentizó en junio, una mejora notable con respecto a lo ocurrido en los meses precedentes. No obstante, las vacantes están en su punto más bajo y la incertidumbre sobre la duración de la pandemia afecta a las empresas y sus empleados a la hora de seguir adelante.

El mercado de divisas no ha reaccionado como muchos esperaban. La libra esterlina (GBP) subió ayer frente a la mayoría de sus pares, pero mucho después del informe del CCC.

Puesto que los operadores estaban a la espera de la decisión del BCE, el mercado de divisas se movió en rangos ajustados y correlacionados. Ni siquiera un buen informe como el ya mencionado en este artículo fue suficiente para que el mercado rompiese los rangos actuales.

Es normal que el mercado ignore las buenas y malas noticias a mediados del verano. Por regla general, los precios se ven afectados por operaciones bursátiles basadas en algoritmos y no se mueven tanto como se podría esperar si ese no fuese el caso.

A pesar de todo, para los operadores que basan sus decisiones en los datos fundamentales, el informe de ayer muestra una notable recuperación del mercado laboral en el Reino Unido. Un signo positivo en tiempos de dificultades económicas.