Home > Noticias > Más flexibilización por parte del RBNZ

Más flexibilización por parte del RBNZ

13 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

El único banco central que ha informado de su política monetaria esta semana ha sido el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) y ha señalado una mayor flexibilización de la misma. Coincidencia o no, la flexibilización llega en un momento en el que Nueva Zelanda registra nuevos casos de COVID-19 después de más de cien días sin ningún infectado.

La isla es la envidia de todo el mundo por la forma en que ha manejado la pandemia. De los países desarrollados, es el único que ha logrado aplastar el virus y declarar un país libre de COVID-19 durante más de tres meses. Esta es una de las razones por las que la moneda local, el dólar neozelandés, se ha apreciado frente a sus homólogas, especialmente frente al USD. Naturalmente, para disgusto del RBNZ.

Más flexibilización cuantitativa por parte del RBNZ

El RBNZ ha aumentado el Programa de Compra de Activos a Gran Escala (LSAP, por sus siglas en inglés) hasta 100 mil millones de dólares estadounidenses con el propósito de bajar aún más los tipos de interés. Además, el mensaje del RBNZ es claro: está preparado para ofrecer más ayuda en caso de que sea necesario, con poca o ninguna intención de revertir el curso de la actual política monetaria.

Tal vez sea este el mejor momento para comprobar cuán interconectado está o solía estar el mundo. Nueva Zelanda, a pesar de lo que muchos piensan de su economía, se basa principalmente en el sector servicios. Más del 60 % de su PIB proviene de este sector y depende en gran medida del comercio internacional.

El comercio internacional es el que más ha sufrido desde el inicio de la pandemia. Por lo tanto, el banco central está listo para intervenir en caso de que la ralentización global afecte a la economía local más de lo previsto.

La declaración de esta semana del RBNZ también ha hecho referencia a la fortaleza del NZD. No es de extrañar, ya que el banco central no se ha mostrado nunca tímido a la hora de expresar su preocupación en relación con una moneda fuerte.

No olvidemos que este es uno de los bancos centrales más proactivos del mundo. Fue el primero en introducir el objetivo de inflación como un mandato propio de un banco central, mandato que rápidamente adoptaron otras economías desarrolladas en todo el mundo.

Como ya se ha dicho al principio de este artículo, el NZD se vendió ante las noticias. Sin embargo, se recuperó al día siguiente, ya que las operaciones de verano allanaron el camino para operaciones correlacionadas y rangos ajustados.

A pesar de la flexibilización del RBNZ, lo que ha hecho es insignificante comparado con otros bancos centrales. De esta forma, el NZD sigue en estrecha correlación con el AUD y el ambiente de risk-on/risk-off.