Home > Noticias > Más estímulo fiscal en Estados Unidos: ¿Era realmente necesario?

Más estímulo fiscal en Estados Unidos: ¿Era realmente necesario?

El Senado de Estados Unidos ha aprobado durante el fin de semana una nueva ronda de estímulo fiscal. El paquete de medidas será de 1.9 billones de dólares, cifra que se suma a los 4 billones ya gastados antes de que Joe Biden asumiese el mando de la nación.

La enorme cantidad de dinero que se ha inyectado empequeñece a lo visto en otras partes del mundo. Basta con comparar rápidamente los estímulos de la zona euro con los de Estados Unidos para ver la diferencia. Y esto no solo ha sido porque Europa se ha mostrado más conservadora, sino porque el estímulo fiscal allí es menos de la mitad de la brecha de producción mientras que, en Estados Unidos, es más del doble.

Consecuencias para los mercados

Si nos basamos en el pasado y lo ocurrido con anteriores estímulos, parece que gran parte del dinero inyectado en la economía se ahorrará. La tasa de ahorro ha aumentado durante esta crisis sanitaria, algo lógico en tiempos de incertidumbre económica.

Por otro lado, una gran parte de ese dinero irá a parar al mercado de valores. Los estadounidenses, y especialmente los inversores minoristas, han estado invirtiendo gran parte de los anteriores estímulos en los mercados financieros. Por ello, se espera un nuevo repunte.

¿Y el dólar? ¿Cómo es que el dólar está subiendo cuando la respuesta lógica sería la contraria?

La razón viene del estatus de divisa refugio que presenta el USD. La mayor parte de la deuda mundial se emite en dólares estadounidenses y la crisis sanitaria ha hecho que el nivel de esta haya aumentado drásticamente en casi todo el planeta. Sin embargo, esa deuda debe pagarse a veces en el futuro en forma de intereses y capital. Por tanto, la demanda de dólares aumenta exponencialmente a medida que el mundo emite más deuda denominada en dólares. Más concretamente, a pesar de que la Fed mantiene una política monetaria dovish, y pese al enorme estímulo fiscal, el mundo sigue necesitando dólares.

En este momento, el debate es si la nueva ronda de estímulos era o no necesaria. Después de todo, el informe NFP del viernes pasado muestra un mercado laboral en crecimiento y una tasa de desempleo en descenso. En otras palabras, la economía se está recuperando mucho más rápido de lo esperado. Por lo tanto, algunos críticos sostienen que el nuevo estímulo fiscal llevará a la economía a un sobrecalentamiento y hará que la inflación se dispare mucho más de lo que la Fed desea.

Los próximos meses son críticos para la narrativa de la inflación, especialmente porque el precio del petróleo está por encima de los 65 dólares. El aumento de los precios del petróleo, junto al incremento de liquidez, puede llevar a una inflación mucho más alta de lo  que la Reserva Federal espera.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.