Home > Noticias > Mark Carney habla sobre una economía afectada que increíblemente sigue siendo ignorada

Mark Carney habla sobre una economía afectada que increíblemente sigue siendo ignorada

28 mayo, 2018 By Elvis Cárdenas

Una de las cualidades del voto Brexit es que demuestra que la economía no hace una gran diferencia. En cualquier caso, no para el 52% que votó por abandonar la Unión Europea, y que los encuestados nos revelan aún sienten en gran medida lo que sintieron el 23 de junio de 2016. Eso parece ser extraño cuando la deliberación abierta sobre la autonomía escocesa centrado la mayor parte del tiempo en las adiciones financieras y las desgracias imaginables.

Sea como fuere, supuestamente, cuando se revisaron los votos del Brexit, el Project Fear de George Osborne había sido aplastado por las piedras de una abierta actitud distante. Osborne advirtió que las mejores personalidades del Tesoro habían llegado a la espantosa conclusión de que abandonar la Unión Europea disminuiría el desarrollo monetario en un 6% para el año 2030, lo que costaría a cada unidad familiar £4.300 al año.

Siete días antes, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que el Reino Unido ya estaba en el camino trazado por el Tesoro. Dijo que el Reino Unido había perdido de manera adecuada prácticamente el 2% del adelanto previsto y el 4% de la indemnización familiar. Esto resulta en £900 perdidos para cada familia. Una gran parte del daño, expresó, estaba relacionado con Brexit.

Los ingresos por derechos perdidos

El resultado es que la economía es £40bn más pequeña de lo que habría sido sin Brexit; es concebible demostrar que esto se suma a los ingresos por derechos perdidos de £15bn, o £300m siete días. El pionero liberal basado en el voto, Vince Cable, se sintió abrumado por esta afirmación de todos sus más terribles sentimientos de inquietud. El diputado laborista y archirremainer Chuka Umunna se ofendió de manera similar porque los analistas se habían demostrado correctamente.

Tuiteó: «El brexit está costando a cada individuo en esta nación varias libras para bajar los salarios, y aún no nos hemos ido». la sociedad general, una vez más, parecía estar asombrada. Esto es incompleto a la luz del hecho de que la desgracia es hipotética y depende de indicadores financieros que el Departamento del Tesoro y el Banco de Inglaterra han resultado famosos por estar fuera de base en los últimos 10 años.

Más vitalmente, la votación Brexit se concibió de algunas variables irrelevantes para la economía, por ejemplo, recuperar la energía de la corte europea de equidad o la finalización de la UE decide que pieza se esfuerza por controlar las franjas de la nación. Esto es trágico, a la luz del hecho de que lo que Carney necesita declarar es crítico.

Una respuesta inflacionaria solitaria a la libra

Es válido, como dicen los Brexiters, que una gran parte de la desgracia en las unidades familiares fluya de una respuesta inflacionaria solitaria a la libra mínima, lo que elevó el costo de los productos importados. No obstante, un Brexit en el borde de la pendiente con solo un intercambio esencial, entendiendo algo que las partes restantes son una probabilidad, podría desencadenar otra caída en la libra, ofreciendo una ruta a un momento de medición de la inflación impulsada por las importaciones.

Carney hizo esta advertencia en un discurso hace una semana que descubrió que el Banco retirará su intención de aumentar las tasas de interés si esto sucede. La inflación, dijo, había disminuido la adquisición de energía de las familias y representaba aproximadamente el 33% de la pérdida de £900. El quedarse 66% se debió a la pérdida de rentabilidad, y eso fue en gran medida debido a una caída en la especulación.

Las cifras de la Organización para la Coactividad Económica y el Desarrollo que informan fuera de la especulación directa demuestran una deformación del 90% en los flujos hacia el Reino Unido en 2017 en comparación con el año anterior. La realidad del asunto es que el año anterior fue retratado por una sólida recuperación de un 2014 y 2015 sin esperanza.

Cuán delicada ha sido la notoriedad británica

Sea como fuere, una caída del 90% en las reservas logradas en el Reino Unido demuestra cuán delicada ha sido la notoriedad británica entre los especialistas en finanzas corporativas, y cómo la sensación positiva se puede disipar de la noche a la mañana. Las grandes organizaciones nacionales tienen una conclusión similar. Son los principales fracasos del voto Brexit y las costosas asambleas de intercambio y tradiciones que podrían introducirse.

Son los más reacios a establecer opciones de emprendimiento hasta el punto en que las circunstancias se vuelven más claras. Además, y después de todo dicho y hecho, ante la posibilidad de que claramente un Brexit problemático sea sin duda el resultado, con una asunción de tradiciones no superior a la de Canadá, podrían deshacerse de sus diseños de especulación por dentro y por fuera. Esta situación es concebible, y es correcto que Carney haga el costo expreso a la población general. Un día, es posible que necesiten enfocarse.