Luz al final del túnel para el sector de la manufacturación en los Estados Unidos

Mircea Vasiu mayo 22, 2020 0 Comentarios

Después de las bajas lecturas de abril, la encuesta sobre las perspectivas empresariales del sector de la manufacturación en los Estados Unidos ha señalado una subida en mayo. Todos los indicadores clave, como nuevos pedidos, envíos, empleo y actividad general se han recuperado de ese mínimo en 40 años del mes de abril.

Los datos reunidos por el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dan una idea de la actividad manufacturera en el tercer distrito de la Reserva Federal, uno de los que presentan un mayor índice de empresas dedicadas a la fabricación. Se considera uno de los barómetros para medir la situación de la totalidad de la industria manufacturera en el conjunto de los Estados Unidos en términos de empleo, precios pagados y recibidos, tiempos de entrega, inventarios, envíos, horas de trabajo y pedidos no satisfechos.

Interpretación de los datos de la Fed de Filadelfia

La encuesta, también conocida como la Philly Fed, pide a los gerentes de las empresas del sector que enumeren el cambio anual del porcentaje en relación con preguntas que se refieren tanto a la empresa como a los clientes de los Estados Unidos. Luego, compara los resultados anteriores con la situación actual y, de esta forma, se obtiene una visión sobre la salud del sector manufacturero.

El resultado refleja la actividad actual y futura de la actividad manufacturera. Si bien ambas son importantes, los inversores deben ser conscientes de que los datos de la actividad actual van con retraso, mientras que la actividad manufacturera futura refleja las perspectivas a corto plazo del sector de la fabricación.

En lo que va de mayo, los indicadores actuales siguen estando dentro del territorio de los valores negativos. Sin embargo, han repuntado desde mínimos, con el aumento del índice actual de envíos totales, por ejemplo, en 44 puntos. También, mientras que el índice de empleo en el sector de la manufacturación ha disminuido en general, el índice de empleo actual ha subido 31 puntos, hasta -15.3, ya que casi el 9 % de las empresas han informado de un aumento en el empleo.

El mensaje del informe es bastante claro: la contracción continúa, aunque a un ritmo más lento. El único resquicio para la esperanza es el hecho de que las expectativas para los próximos seis meses han crecido en la proporción 49/7, el mejor nivel desde diciembre de 2017.

Igualmente, es interesante el hecho de que las empresas esperan que sus propios precios se incrementen a un ritmo más lento que el de la inflación. Para los responsables de la política monetaria, significa que la Fed prevé, próximamente, una presión a la baja sobre la inflación, ya que es probable que la desinflación continúe en el futuro.

En general, la mayoría de los indicadores futuros siguen siendo elevados, lo que refleja el optimismo sobre el crecimiento en los próximos seis meses. Aunque la actividad manufacturera ha seguido debilitándose este mes, se espera que el crecimiento se recupere en un plazo de seis meses. Como siempre, los inversores toman los datos con ciertas reservas mientras ponen su centro de atención en las perspectivas a largo plazo.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.