Home > Noticias > Los precios del petróleo: ¿Es posible una nueva subida?

Los precios del petróleo: ¿Es posible una nueva subida?

9 junio, 2020 By Mircea Vasiu

La reunión (virtual) de la OPEP+ tuvo lugar durante el fin de semana y en ella se tomaron decisiones interesantes para la cadena de suministro y demanda del petróleo. Ahora que los precios del petróleo se han recuperado después de la dramática caída de abril (por ejemplo, el precio del contrato de futuros de petróleo de la WTI cayó por debajo de 0), la OPEP y sus aliados están preparados para ajustar la producción en respuesta al esperado aumento en la demanda.

El proceso hacia el backwardation

Lo que es interesante en la decisión de la OPEP+ de esta semana es la forma en que el consorcio ha valorado el mercado, de un modo muy parecido al de los bancos centrales, intentando influir tanto en el extremo corto como el largo de la curva de rendimiento. Arabia Saudita, en particular, está tratando de cambiar la forma de la curva del precio del petróleo, desde el contango al backwardation.

Cuando el precio a plazo de un contrato de futuros es más alto que el precio de contado que se espera al vencimiento se dice que el mercado está en contango. Por el contrario, cuando es más bajo, se dice que el mercado está en backwardation.

Puede que parezca que no es importante, pero, para la OPEP+, es una forma de «desarmar» la industria del petróleo de esquisto de los Estados Unidos. Si echamos la vista atrás, al comienzo de la crisis del coronavirus, un mes antes de que los países europeos cerrasen sus economías, Rusia y Arabia Saudita no habían alcanzado un acuerdo sobre los recortes en los niveles de producción y eso tuvo como consecuencia una enorme brecha a la baja en el precio del petróleo cuando los mercados abrieron el lunes.

La idea era que la bajada de los precios afectara a la industria del petróleo de esquisto y expulsara del mercado a muchas empresas estadounidenses. Hasta cierto punto, funcionó, ya que el número de plataformas en los Estados Unidos cayó a partir de entonces.

La intención actual de hacer un movimiento hacia el backwardation se dirige, una vez más, a la industria del petróleo de esquisto. Para los productores del petróleo de esquisto, es importante tener un beneficio con precios más altos a largo plazo: los usan para cubrir los precios actuales más bajos. Un cambio afectaría de forma dramática al modelo de negocio actual.

¿Tendrá éxito la OPEP+?

Eso depende de la rapidez con que puedan ajustar los cambios en la oferta y la demanda. A juzgar por la ambición del plan y la complejidad de controlar la curva de los precios del petróleo, la OPEP+ está más que decidida a tener éxito. Alcanzar el backwardation dará a la OPEP+ no solo mayores ingresos, sino también una mayor cuota de mercado, ya que expulsa del mismo a los competidores.

La próxima reunión de la OPEP+ tendrá lugar hacia finales de año. Sin embargo, hasta entonces, un pequeño grupo de miembros, entre los que se cuentan Rusia y Arabia Saudita, se reunirá constantemente para asegurarse de que el plan se implementa y se lleva a cabo correctamente.

La guerra de precios y de cuota de mercado está lejos de haber terminado. Con toda seguridad, los mercados financieros vigilarán de cerca los precios del petróleo a la luz de los esfuerzos de la OEPP+ para alcanzar el backwardation.