Home > Noticias > Los peligros de ir a lo grande: ¿Tendrá éxito el experimento estadounidense?

Los peligros de ir a lo grande: ¿Tendrá éxito el experimento estadounidense?

Estados Unidos se está embarcando en el mayor experimento económico desde los años 80: está dispuesto a dejar que la inflación supere el objetivo mientras aplica enormes estímulos fiscales y monetarios. Bajo la administración de Trump, la Fed actuó rápidamente y abrió líneas de intercambio de dólares con otros grandes bancos centrales del mundo. La idea era inundar a los mercados financieros con suficiente liquidez para que las tensiones del sistema se rebajaran. Y así fue: el programa tuvo un éxito brutal.

A continuación, el Congreso secundó un impresionante estímulo fiscal. Los cheques directos, conocidos como «dinero helicóptero», llegaron rápidamente en forma de dinero semanal enviado a cada estadounidense. Sin embargo, todas las medidas adoptadas en 2020 son nada si lo comparamos con lo que está por llegar. Junto con el nuevo mandato de objetivo de inflación promedio (AIT) de la Fed, los temores de una inflación extrema aumentan.

Apostar contra pronóstico

Desde los años 80, los bancos centrales del mundo temen a la inflación. Como parte del mandato de toda institución de esta naturaleza de las economías desarrolladas, se desea que la inflación esté en torno al 2 % más o menos (depende de la jurisdicción en concreto).

De repente, Estados Unidos está yendo a contracorriente si tenemos en cuenta lo que ha venido defendiendo en las últimas cuatro décadas. Esto, viniendo del banco central más proactivo del mundo, es una señal que los economistas e inversores no deben ignorar.

Bajo la dirección de  Ben Bernanke, la Fed se embarcó en medidas poco convencionales tras la gran crisis financiera de 2008-2009. Todos nos acordamos de la flexibilización cuantitativa (QE), el dinero helicóptero y otras medidas que van más allá de la simple bajada de los tipos de interés (medidas que en un principio se han repetido en la crisis de la COVID-19).

Todo ello funcionó bastante bien durante un tiempo, pero aquí estamos, una década después, con un problema mayor por delante: la recuperación económica tras la pandemia. ¿Podría ser que Estados Unidos tomara el liderazgo y condujera al mundo por nuevos caminos con esta nueva forma de afrontar las cosas?

Al apostar en contra de lo que ha defendido durante las últimas décadas, Estados Unidos va contracorriente respecto a las probabilidades de controlar una mayor inflación. La historia sugiere que la Fed tendrá problemas para hacerlo y que la inflación probablemente mostrará sus violentas fauces incluso ya este año. Sin embargo, en lugar de actuar para atemperarla, Estados Unidos redobla su apuesta inicial: no solo no hará nada al respecto, sino que el Congreso está a punto de aprobar ayudas aún más agresivas que las de la vez anterior.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.