Home > Noticias > Los mercados emergentes: ¿La mejor oportunidad en dos décadas?

Los mercados emergentes: ¿La mejor oportunidad en dos décadas?

10 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Ayer bien pudo ser uno de los días decisivos en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Por primera vez en el mundo occidental, los datos de una posible vacuna arrojan una efectividad del 90 % en la prevención de la infección con la COVID-19. 

La noticia, si se confirma con nuevos datos en el futuro, supera todos los escenarios optimistas. En comparación, la vacuna de la gripe tiene una efectividad entre el 40 % y el 60 %. Significa que le será más fácil a una sociedad alcanzar la inmunidad de rebaño con una tasa de efectividad tan alta.

No es necesario subrayar que la noticia ha provocado una alegría desbordante en el mercado de valores. Para empezar, el índice Dow Jones ha subido a un nuevo máximo histórico por encima de los 30 000 puntos. El Ibex, el índice español, ha tenido su mejor día de la última década. Los bancos, las aerolíneas y los cruceros han sido los que mejor se comportaron en los tableros en el día de ayer.

Sin embargo, no todas las acciones se han beneficiado de la noticia. Las acciones relacionadas con el lema «quédate en casa», especialmente las acciones tecnológicas, han tenido un día negativo. Si estamos hablando de volver a la normalidad mucho antes de lo que mucha gente creía que iba a ser posible, ¿es prudente también tener en cuenta las acciones de los mercados emergentes y sus divisas?

Las acciones de los mercados emergentes: Una decepción continua

Las acciones de los mercados emergentes se han buscado durante mucho tiempo por su posible rendimiento. La única preocupación para un inversor es encontrar la proporción adecuada de compra de forma que su cartera quede protegida en caso de bajo rendimiento.

La pandemia ha conseguido que el sector tecnológico de los Estados Unidos se negocie en valores inimaginables. Por ejemplo, una de las empresas que se ha visto afectada negativamente por la noticia sobre la COVID-19 ha sido Zoom. Se está negociando a 103 veces el valor de Disney que, a su vez, se opera a 3 veces el valor de sus ventas. De ahí que, ante la noticia positiva de una vacuna, Zoom y otras acciones tecnológicas hayan caído.

Por eso, puede que algunos inversores decidan hacer modificaciones y redistribuir parte de sus carteras de valores y, en ese caso, los mercados emergentes quizá sean los que ofrezcan una respuesta mejor. Las acciones de los mercados emergentes han dado un rendimiento muy pobre en los últimos siete años. Una clase de activos baratos, a pesar de sus sólidos fundamentos, puede que atraiga la atención de ciertos inversores que desean rotar parte de su cartera. De hecho, una comparativa entre el valor de las acciones de los mercados emergentes y el índice S&P500 revela condiciones similares a las de 1999 durante la burbuja puntocom.

Es cierto, también, que las monedas de los mercados emergentes están ahora en su valor más bajo de las últimas dos décadas. La lira turca fue la que más se apreció ayer frente al dólar después del cambio de gobernador del banco central durante el fin de semana. Pero las monedas de los mercados emergentes difieren de las acciones y parecen bastante más arriesgadas.

Hay un asunto que merece la pena tener en cuenta: los inversores que están deseando modificar parte de sus carteras y hacerse con valores de los mercados emergentes tienen que pensar que los Estados Unidos están, a día de hoy, en una burbuja. Puede que todavía sea demasiado pronto para rotar hacia los mercados emergentes.