Home > Noticias > Los macrofactores que van a mover los mercados financieros en el futuro inmediato

Los macrofactores que van a mover los mercados financieros en el futuro inmediato

28 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

El año bursátil y comercial terminará probablemente después de las elecciones de noviembre en los Estados Unidos, ya que los inversores se prepararán para las vacaciones de fin de año. Sin embargo, hay un largo camino hasta entonces con macroeventos que podrían fácilmente cambiar el equilibrio de poderes del mundo.

El mercado de divisas es siempre el primero en reaccionar ante semejantes acontecimientos. Todo empieza esta semana: mañana es el primer debate presidencial antes del tan esperado evento de principios de noviembre.

Trump pagó solo 750 $ en la declaración de la renta de 2016

Durante el fin de semana, el New York Times reveló que el presidente Trump pagó solo un poco más de 700 $ en impuestos en 2016, el año en el que obtuvo la presidencia. Para muchos estadounidenses, esto es una evidencia de por qué ha evitado revelar sus declaraciones de impuestos hasta ahora, ya que ha pagado en impuestos menos de lo que paga un trabajador promedio en Estados Unidos.

El hecho de que esta información salga a la luz antes del primer debate previsto para mañana no debería sorprendernos. De hecho, es probable que el mercado vea un aumento de la volatilidad, ya que las encuestas indicarán cuál puede ser el posible resultado de las elecciones.

Hay tres debates previstos para las fechas anteriores a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre: uno, en septiembre, y dos, en octubre. Todos ellos centran la atención del mercado. Todo lo demás ocupa un segundo lugar a pesar de que hay otros macroeventos programados.

Uno de ellos, por ejemplo, es la decisión del BCE del 29 de octubre. A finales de esta semana, conoceremos los datos del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) del mes de septiembre y, si decepcionan, (por ejemplo, porque caen por debajo de cero) el BCE se verá forzado a actuar en la próxima reunión. Por lo tanto, los operadores del euro se centrarán más el próximo viernes en los datos del IPCA que en los del informe NFP. El riesgo se inclina a la baja y es probable que la inflación caiga aún más.

Por último, pero no por ello menos importante, dos días después de las elecciones, la Reserva Federal celebrará su conferencia de prensa y dará a conocer la declaración del FOMC. Hasta ahora, la flexibilización de la Reserva Federal funciona al mínimo posible debido a la incertidumbre del resultado de las elecciones.

No obstante, la decisión de la Fed en noviembre es probable que sea decisiva para el resto del año. Los mercados estarán digiriendo el resultado de las elecciones por lo que hay posibilidades de que la Fed actúe antes de diciembre en términos de expansión de su programa de flexibilización cuantitativa.

En otras palabras, el comodín, desde una macroperspectiva, sigue siendo el día de las elecciones y todo lo que ocurra el mes anterior. Como operador, uno no se debería apegar demasiado a una posición, ya que el mercado puede cambiar en un instante.

Tags: