Home > Noticias > Los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos aumentan de forma inesperada

Los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos aumentan de forma inesperada

9 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Los inventarios de petróleo crudo de los Estados Unidos suelen observarse muy de cerca, ya que son un indicador del repunte o la desaceleración de la actividad económica estadounidense. Además, como Canadá es un gran exportador de productos petroleros a los Estados Unidos, cuando las previsiones no se cumplen, crea volatilidad en los pares del USD y el CAD.

Ayer, el pronóstico no fue el que se esperaba. Los inventarios de petróleo crudo de EE. UU. aumentaron en 5.7 millones respecto a unas expectativas de descenso de -3.2 millones. En otras palabras, hubo un pronóstico errado de 8.9 millones de barriles: una cifra desmesurada si tenemos en cuenta el nivel de inventarios que se publica semanalmente.

La importancia de los inventarios de petróleo crudo

La disminución de los niveles de inventarios de petróleo indica un aumento de la demanda de productos petroleros dentro de la economía de los Estados Unidos. Dado que dicha economía es la más grande del mundo, su expansión o contracción envía señales de gran importancia sobre posibles recuperaciones o recesiones a escala mundial. Como resultado de tan esperadas señales, los inversores calibran sus expectativas y rango de acción en consecuencia.

Para aquellos que operan con divisas, los inventarios de petróleo crudo de EE. UU. son una importantísima publicación económica, pues afecta al dólar canadiense. La reacción normal es que, cuando los inventarios de petróleo de Estados Unidos aumentan, hay menos necesidad de importaciones de Canadá, lo que, lógicamente, provoca una debilitación en el dólar canadiense (a inventarios más altos, mayor debilitamiento).

Por el contrario, cuando los inventarios de petróleo caen más de lo esperado, los inversores halla refugio en el dólar canadiense, ya que dan por hecho que Canadá exportará más productos petrolíferos a su vecino del sur, lo que repercute positivamente en el valor del CAD. Esto es lo normal, pero cuando se opera en los mercados financieros, no siempre impera la lógica. Si así fuese, operar sería tan sencillo que cualquiera podría sacar rendimiento a la actividad.

Los tiempos que vivimos no son normales. La COVID-19 ha cambiado el mercado del petróleo al igual que lo ha hecho con el resto de vectores económicos. Además, las condiciones operacionales estivales afectan también a los precios.

No solo el dólar canadiense no se ha debilitado, sino que, además, ha experimentado un ligero repunte. Es posible que los inversores retiren varias de sus apuestas del mercado antes de que se publiquen mañana los datos sobre el empleo en Canadá. O podría ser que el foco está más situado en lo que sucede a nivel global en lugar de en lo que ocurre a nivel local o regional.

En resumidas cuentas, los inventarios de petróleo de ayer publicados en los Estados Unidos y la reacción del CAD no hacen más que inyectar mayor interés a los datos sobre empleo en Canadá que se harán públicos mañana. Si el CAD disminuye como consecuencia de ello, podremos decir que el poder de predicción de los inventarios de crudo de los Estados Unidos respecto al CAD sigue intacto.