Home > Noticias > Los ingresos de los hogares del Reino Unido, fuertemente afectados por el coronavirus

Los ingresos de los hogares del Reino Unido, fuertemente afectados por el coronavirus

29 junio, 2020 By Mircea Vasiu

La COVID-19 está pasando su factura económica a todo el mundo, ya que afecta tanto a economías desarrolladas como emergentes, en proceso de desarrollo o fronterizas.

Un reciente informe del Instituto de Estudios Fiscales del Reino Unido ha revelado una fuerte caída del empleo, los ingresos y las ganancias desde que comenzó la crisis.

Como suele ocurrir durante las crisis, la quinta parte de los hogares más pobres ha visto cómo sus ganancias medias caían. En este caso, ha sido alrededor de un 15 % entre enero y mayo, lo que supera el descenso del 8 % para otros segmentos de la población.

No hay señales de recuperación en el mes de mayo

En abril se produjo una abrupta caída de las ganancias, la renta y el empleo y se esperaba que en mayo hubiese alguna mejora en estos tres aspectos. Sin embargo, el descenso ha continuado, ya que el número de empleos es ahora un 4 % más bajo si lo comparamos con el mes de abril. Esto está ejerciendo una gran presión sobre los ingresos de los hogares.

Como la quinta parte de los pobres ha sido la población más afectada, vemos una tendencia creciente de impago de facturas de los hogares que se ha ido acentuado durante el mes de mayo. El deterioro revela que muy pocas familias pagaron sus hipotecas, el alquiler y los impuestos municipales, un 14 %, el 11 % y el 9 %, respectivamente. Esto sugiere que persiste la lucha por llegar a fin de mes durante la crisis y que el panorama económico no ha mejorado.

Si vamos más allá, el mayor problema procede del mercado de trabajo y la incapacidad de la economía para crear suficiente empleo en la nueva normalidad y superar así las cifras de puestos de trabajo perdidos. A modo de comparación, 2007-2008 y 2018-2019 fueron años en los que la tasa de empleo en el Reino Unido aumentó a través de la distribución de los ingresos, pero las mayores ganancias se vieron casi en la zona más baja, en hogares al borde del umbral oficial de pobreza. Sin embargo, esos mismos hogares son los que se están viendo más golpeados durante la actual crisis económica.

Debido a la incertidumbre del Brexit, la situación que enfrenta la economía del Reino Unido es bastante más difícil de lo que sería de no ser ese el caso. El mercado de divisas es el primero en reflejar la indecisión del inversor, ya que la libra esterlina es una de las monedas más débiles de las economías desarrolladas.

El Banco de Inglaterra tiene mucho trabajo que hacer por delante si quiere proporcionar liquidez a las empresas para evitar quiebras y más pérdidas de puestos de trabajo. Desde el punto de vista de la política monetaria, las decisiones adoptadas por el banco central no solo afectan a la tasa de inflación, sino también al empleo y, en definitiva, a los ingresos de los hogares, terriblemente afectados por la pandemia.

La COVID-19 ha puesto fin a la globalización tal y como la conocíamos. Los países se han visto obligados a enfrentarse solos a la crisis económica y la decisión del 2016 a favor del Brexit ha puesto al Reino Unido en una situación muy difícil en estos momentos.