Home > Noticias > “Hermanos Koch” la clave para financiar el asalto a la regulación de financiamiento

“Hermanos Koch” la clave para financiar el asalto a la regulación de financiamiento

15 noviembre, 2017 By Elvis Cárdenas

David y Charles los multimillonarios Koch los hermanos industriales se han dado a conocer por inyectar miles de millones de dólares en las llamadas organizadas sin fines de lucro de dinero oscuro, dichos grupos que básicamente promueven o literalmente critican activamente a los candidatos para el cargo pero claramente que no están obligados a revelar sus donantes.

En realidad no es tan conocido el papel que juega del dúo en la suscripción y esculpir el panorama legal que ha llevado a las decisiones judiciales que han hecho posible estos y otros grupos, tales como super PAC.

En el Centro para la Integridad Pública se ha investigado una serie de organizaciones que han participado en algunos desafíos completamente legales que datan desde ya 4 décadas y que resultaron en un sistema que debe permitir que se aumenten las sumas ilimitadas en las elecciones modernas actualmente hablando.

Esto también es un sistema en que a los republicanos y los demócratas confían completamente ahora antes de sus elecciones hasta de mitad de período de el proximo año 2018 que probablemente podrán reafirmar, o simplemente torpedear, la mayoría del Congreso del primer mandatario de Los Estados Unidos, Donald Trump.

Oponentes firmes y confiables de la regulación

Los grupos apoyados por Koch a lo largo de esa historia se han poco a poco destacado de una manera oponentes físicamente firmes y confiables en la regulación del dinero en la política. Apesar de que estan un poco lejos de ser los únicos jugadores en esta batalla legar, los multimillonarios (hermanos Koch) son sin duda alguna los más reconocibles y en realidad significativos.

El abogado general del Campaign Legal Center, Larry Noble, ha dicho: “Los hermanos Koch no son el único grupo en el juego”, “Pero pienso que al final verán un oscuro pozo profundo con un compromiso a largo plazo”.

Es cierto que al menos no todo el dinero identificado se destinó a las peleas de financiamiento de campañas, y sin embargo gran parte de ello, hablando de los fondos son simplemente imposibles de rastrear, debido a que en casi toda la mayoría de estos grupos mantienen oculto a sus donantes.

Sin embargo se conoce el financiamiento que ofrece más pistas claves referente a los actores detrás del mayor desenredo de la regulación del financiamiento de campañas en toda la historia de Estados Unidos.

‘Buckley’ y Cato

Debemos regresar el tiempo a 4 décadas atrás para así lograr entender cómo es que ha llegado ha ser la abigarrada colección actual de las leyes del dinero de campaña, y comprender como los límites en la recaudación de ciertos fondos y el gasto político se han ido desvelando a lo largo y ancho de su trayecto.

Este proceso se inició en 1976, con la decisión de Buckley Valeo por la Corte Suprema, una reacción a las reformas de Watergate físicamente aprobada por el Congreso.

Los límites se mantuvieron por el tribunal a las contribuciones a campañas políticas, pero en una parte es crítica dicha decisión la cual jugaría un importante papel años más tarde, el gasto ilimitado en campañas fue permitido.

Charles Koch con tan solo $500.000 convirtió a Crane en un líder en el año 1977 del Cato Institute, la cual llamada anteriormente era Fundacion Charles Koch. Se mudó de San Francisco en 1981, al centro de poder político Estadounidense: Whashington, D.C.

El Instituto Cato desde entonces ha luchado sin descansar en contra de las leyes de financiamiento de campaña que consideraba antiestéticas a su filosofía, (su manera), de pequeño gobierno y discurso solo en gran medida sin trabas legalmente.

‘McConnell’ y otros

Bajo McConnell los que se unieron incluyeron a la Asociación Nacional del Rifle, la unión Estadounidense de Libertadores Civiles, la AFL-CIO, el Comité Nacional Republicano, el Comité Nacional del Derecho a la Vida, y a la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, entre otros.

Así también la ACLU se alineó de manera rutinaria con libertarios y conservadores en peleas completamente legales recientes en contra de las regulaciones de financiamiento de campaña, sin importar lo de su reputación básicamente como una organización descaradamente liberal.