Home > Noticias > Los boomers, pesimistas, se enfrentan a los millennials, optimistas, en las bolsas de valores

Los boomers, pesimistas, se enfrentan a los millennials, optimistas, en las bolsas de valores

18 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

A las personas nacidas después de la Segunda Guerra Mundial, o entre 1946 y 1964, se las conoce como «baby boomers» y, como tales, son responsables de la mayor parte del crecimiento económico de los Estados Unidos en las últimas décadas. Los políticos todavía aprecian mucho sus hábitos y puntos de vista. Sin embargo, una encuesta reciente pone de manifiesto que los boomers son los inversores más pesimistas hoy en día, muy por encima de las generaciones que les han sucedido.

En contraste, los «millennials» son de tendencia alcista, aunque no en la misma proporción que los boomers son bajistas. Una rápida comparación de datos refleja que, de media, las generaciones más jóvenes tienden más a ver el lado positivo que las de los mayores. En el mercado de valores, esto se traduce en una lucha entre optimismo y pesimismo. Y parece que gana el optimismo.

Lo que es interesante es que los millennials han sido parte directa de dos crisis económicas. A diferencia de las generaciones anteriores, se enfrentaron a la gran crisis financiera de 2008 y ahora lo están haciendo con la pandemia del coronavirus. Tanto una como otra han creado un alto desempleo y generado otras muchas dificultades. Aun así, los millennials siguen siendo optimistas.

Una vez más, una visión optimista se refleja siempre en el mercado de valores. Una rápida mirada a la actividad financiera de una de las compañías de corredores de bolsa más populares de América muestra un fuerte aumento en los últimos doce meses. Cuanto más caía el mercado de valores, más activos se mostraban los operadores minoristas. Si consideramos el fuerte repunte que vimos en las acciones en el mes de abril, (uno de los mejores meses en décadas), los optimistas (es decir, los millennials) son los principales responsables de ello.

Puede que sea el entusiasmo y el coraje de los jóvenes lo que impulsa el mercado a ir hacia arriba. En cualquier caso, el enorme aumento de las operaciones financieras, junto con el repunte de los mercados de valores, implica que el público en general invierte a largo plazo.

El comportamiento financiero nos enseña conceptos tales como el de «la sabiduría de las multitud». En trading se desea evitar a las multitudes, en especial a los minoristas, por una simple razón: muy rara vez tienen razón.

Lo que nos lleva de vuelta a los baby boomers. ¿Es la experiencia lo que los mantiene en el lado pesimista?

La semana pasada, uno de los mayores inversores de todos los tiempos, Stanley Druckenmiller, dijo que el riesgo o la recompensa en las acciones son ahora tan malos como los que él ha visto en otros momentos a lo largo de toda su carrera. Tanto él, como otros inversores de alto perfil, no se muestran tímidos a la hora de hacer pública su visión bajista.

Sin embargo, el mercado se ha recuperado de los recientes mínimos y mantiene una trayectoria al alza. Por lo tanto, los baby boomers se ven desafiados por los nuevos aventureros. La pregunta ahora es quién va a prevalecer a largo plazo.