Home > Noticias > Los analistas financieros aseguran que el BCE sigue bajo riesgo y pospone QE para 2019

Los analistas financieros aseguran que el BCE sigue bajo riesgo y pospone QE para 2019

25 junio, 2018 By Elvis Cárdenas

El Banco Central Europeo terminará sus compras de ventajas hacia el final del año según lo acordado, según lo indicado por los informes de analistas financieros que dijeron que la compra de bonos de riesgo continuará en un año a partir de ahora, incluso con un desarrollo que podría retroceder, la inflación se mantiene domesticado.

Tras eludir a importantes compañías en los últimos dos años, la economía de la zona euro perdió energía con respecto a la década anterior y el estudio más reciente de más de 90 analistas empresariales del 19 al 22 de junio demostró un ligero recorte en el desarrollo medidores durante el año actual.

Actualmente se estima que la economía de la alianza monetaria crecerá al 2.2% este año, una leve disminución del 2.3% en un estudio similar hace un mes. Las conjeturas se mantuvieron inalteradas en 1.9% para 2019.

El mayor peligro para la economía fue una expansión en el proteccionismo, ya que el debate sobre el intercambio se produjo entre los Estados Unidos y los importantes cómplices de intercambio, disturbios políticos en Italia y los repentinos procedimientos de separación de Gran Bretaña con la Unión Europea.

Las proyecciones financieras recientes

El intercambio de peligros implica que el Fondo Monetario Internacional probablemente reducirá sus conjeturas de desarrollo para la zona del euro cuando distribuya sus proyecciones financieras más recientes dentro de un mes, según el ejecutivo supervisor de la tienda.

Sea como fuere, los 58 expertos financieros que abordaron una investigación adicional dijeron que el peligro de que el BCE extienda su programa de facilitación cuantitativa (QE) dentro de un año es «bajo», incluyendo más del 60% que dice «bajo».

«El BCE hizo inconfundible que bajo suposiciones sensatas, el QE se detendrá después de diciembre de 2018», dijo Louis Harreau, analista de negocios de la zona euro de CA CIB. Después de gastar más de 2.5 billones de euros en compras de recursos, en su mayoría títulos públicos, el BCE dijo en junio que finalizará el programa este año y que mantendrá los costos de financiamiento sin modificaciones hasta el final de 2019.

«El programa (QE) fue impulsado cuando el territorio del euro en general estaba en peligro de colapso, un peligro que no está en el radar del BCE», escribieron especialistas financieros de Intesa Sanpaolo en una nota a los clientes.

La situación macroeconómica

«En medio de la entrevista pública, se abordó la instantánea de la elección, ya que la articulación básica mostró que la Junta considera que los peligros para la situación macroeconómica permanecen ajustados, mientras que la vulnerabilidad, conectada a la escena geopolítica y los acuerdos de intercambio, se ha expandido».

Si bien la información demostró que la inflación de las características en la alianza financiera se movió hacia el objetivo del BCE, que en gran parte se atribuye a un aumento en los costos del petróleo, los analistas del mercado no prevén que sea económico. La inflación de la zona euro es del 1.6% normal este año y el próximo, y se expandirá marginalmente al 1.7% en 2020, recomendando que el objetivo del BCE para la expansión de menos del 2% todavía es distante.

Más del 66% de los expertos financieros analizados anticipan que el BCE elevará la tasa de la tienda en el segundo desde el último trimestre de 2019 y la tasa de renegociación para el último trimestre de un año a partir de ahora. «Seguimos creyendo que el BCE buscará renunciar a su estrategia de costos de financiamiento negativos antes del final de 2019 o comienzos de 2020», incluidos los analistas de negocios de Intesa Sanpaolo.

La economía de la zona euro

«El peligro de un atasco de registro en la economía mundial en 2020 no es intrascendente, y el BCE tendrá que cortar una ventaja de adaptabilidad en caso de una desaceleración negativa en la economía de la eurozona». Cuando se le preguntó si había motivaciones para enfatizar que el BCE está tan lejos de la Reserva Federal de los Estados Unidos. En cuanto a la modificación del enfoque, más del 80% de los casi 50 analistas del mercado dijeron que no.

Esa singularidad en el enfoque relacionado con el dinero ha llevado el diferencial de rendimiento entre el Tesoro estadounidense a 10 años y el Bund alemán a 10 años, el punto de referencia para la zona euro, a su nivel más cercano desde la formación de la Unión Europea en 1993.

En cualquier caso, lo que podría confundir la salida del BCE de largos períodos de ingresos sin dolor y la recuperación de la zona del euro es la guerra de intercambio que se acerca. Los límites de intercambio que están aumentando en breve podrían empujar a los bancos nacionales a recortar sus proyecciones de desarrollo.

En una señal de que el aumento de las presiones cambiarias estaba influyendo, el desarrollo de la fabricación en la zona euro cayó a su nivel más débil en año y medio, incluso cuando la acción en las empresas de beneficios se recuperó en junio, demostró un estudio privado.